Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Por Federico Rodriguez escriba una noticia?

Paco zarzoso se interpreta a sí mismo en la comedia humana piedra y encrucijada

23/04/2019 14:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Espacio Inestable acoge el último estreno de la Companyia Hongaresa de Teatre del 26 de abril al 12 de mayo La obra plantea al espectador un juego metateatral entre la realidad y la ficción

La pieza está dirigida por el hijo de Zarzoso, Marcos Sproston, quien ya se hizo cargo de una versión breve en Cabanyal Íntim.

Durante toda la obra se establece un juego teatral. Una y otra vez se rompe la cuarta pared. Se vuelve a construir y se vuelve a romper.  El protagonista del nuevo montaje de la Companyia Hongaresa de Teatre se llama Paco Zarzoso, nombre que comparte con el actor que lo interpreta y el autor del texto. Piedra y encrucijada es, en definitiva, una propuesta metateatral que juega con los límites entre realidad y ficción. El espectáculo está programado del 26 de abril al 12 de mayo en Espacio Inestable y es el mayor reto afrontado por el fundador de la veterana formación de Puerto de Sagunto.

“Para mí lo importante era utilizar mi autobiografía para hablar de una persona frente a una encrucijada, pero con la intención de universalizar esa disyuntiva y que cualquier espectador pueda sentir mis tensiones como suyas. Creo que en ese juego ha ayudado el humor, porque ciertamente me pongo a los pies de los caballos, pero riéndome de mí mismo. El personaje tiene mucho que ver, para bien y para mal... conmigo”, comparte el dramaturgo e intérprete.

 

Tres en uno

 

Tanto es así, que ha ambientado la acción en un cruce de caminos en Aragón, porque esta región española tiene un peso fundamental en su vida. El padre de Zarzoso era de Sarrión, en Teruel. Y ese territorio le resulta muy evocador: “Es un lugar prácticamente vacío, pero muy cargado de elementos interesantes: el frente de Teruel, una vía muerta, la meca de la trufa negra, la arcadia de la bota de vino, la España vaciada...”

 

Se da la coincidencia de que en dos obras previas de Hongaresa, La piedra de la locura e Hilvanando cielos, también se dio relevancia a las rocas.

 

“Imagino que al ser un objeto prelógico, es fácil cargarlo de un gran valor simbólico. En este caso, el pedrusco parece hablarnos de la permanencia. La mayoría de las piedras nos preceden y nos sobrepasan temporalmente. Nos recuerdan nuestra vida efímera”, aclara  el autor y protagonista.

 

Un asunto de familia

 

La pieza está dirigida por el hijo de Zarzoso, Marcos Sproston, quien ya se hizo cargo de una versión breve de la misma pieza estrenada en Cabanyal Íntim. La compañía se ha beneficiado ahora del programa Graneros de Creación de Espacio Inestable para profundizar en la propuesta hasta darle una mayor duración y sustancia. Estará en cartel ocho funciones, los días 26, 27 y 28 de abril, y 3, 4, 10, 11 y 12 de mayo.

 

El director debutante destaca los beneficios que ha reportado al proyecto el encuentro entre dos generaciones. “Para la obra ha sido buena la combinación de un profesional contrastado, con 30 años de trayectoria, con un chico de 24 años, con experiencia tan sólo como actor y técnico, pero que quizá por eso puede intentar cosas más arriesgadas sin ningún prejuicio”.

 

El resultado es una comedia existencial en la que se abordan los temas que preocupan a todos los seres humanos. Algunos más profundos y otros más frívolos.

 

“La obra habla del teatro pero no trata del teatro, sino de las encrucijadas y las decisiones vitales de las personas, que para este personaje concreto ha sido el teatro”, aclara Sproston.

 

Durante toda la obra se establece un juego teatral. Una y otra vez se rompe la cuarta pared. Se vuelve a construir y se vuelve a romper. Cada vez que el espectador cree saber lo que está viendo y se relaja, surge un elemento nuevo. Eso sí, sin intención de realizar una recreación intelectual.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Por Federico Rodriguez (671 noticias)
Visitas:
3195
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.