Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Uruguay: popularidad de Mujica no garantiza reelección de su partido

26/09/2014 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La coalición de izquierda Frente Amplio, partido del presidente saliente de Uruguay, José Mujica, convertido en celebridad mundial, podría perder en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de noviembre frente a la oposición de derecha.

"Vamos bien". Bajo este anodino eslogan Tabaré Vázquez, candidato de relevo de Mujica (que no puede aspirar a la reelección consecutiva por impedimento constitucional), había comenzado su campaña apelando a la buena salud de la economía de este pequeño país, rodeado por los dos gigantes sudamericanos, Brasil y Argentina.

Con un crecimiento del PIB de 4, 4% en 2013 y un desempleo de 5, 7% en julio último, Uruguay parece por el momento relativamente ajeno al enlentecimiento de la economía en la región.

Tras el éxito obtenido por el Frente Amplio en el terreno social --entre 2006 y 2013 redujo de 34, 4% a 11, 5% la población que vive en la pobreza--, su candidato, el expresidente Tabaré Vázquez (2005-2010) apareció al comienzo de la campaña como el gran favorito de los comicios.

"Todas las encuestas le daban ganador", recuerda Ricardo Lopez Gottig, analista del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal) en Montevideo, y "Tabaré Vázquez estaba muy confiado en que iba a ganar muy tranquilamente".

En muy pocos meses se produjo, sin embargo "un cambio espectacular", explica Adolfo Garcé, investigador en ciencias sociales en la Universidad de Montevideo: ahora "es perfectamente posible que el partido en el poder pierda" en el balotaje para elegir al presidente y también la mayoría absoluta de la que dispone en ambas cámaras del Parlamento.

El candidato de la izquierda, de 74 años, tiene un estilo más formal que el del exguerrillero "Pepe" Mujica, de 79 años, famoso para los medios internacionales por su modesto estilo de vida, y a quien algunos han bautizado como "el presidente más pobre del mundo".

Pero a Vázquez le ha surgido un rival inesperado: Luis Lacalle Pou, de 41 años, más de treinta años menor que él.

- Candidato sorpresa -

Deportista, que no duda en exponer sus proezas atléticas en público, este hijo del expresidente Luis Lacalle (1990-1995), diputado poco conocido, sorprendió a los analistas al ganar en junio las primarias del Partido Nacional (centro-derecha).

image

Desde entonces, su popularidad no ha cesado de aumentar. Un sondeo reciente le atribuye el 28% de las intenciones de voto, contra 40% a Vázquez, pero en caso de que haya segunda vuelta, prevista para el 30 noviembre si ningún candidato obtiene más del 50% de los sufragios en la primera, es muy factible que reciba los votos del Partido Colorado (derecha), su tradicional aliado, que tiene el 11% de las intenciones de voto.

Detrás de su éxito está el asunto de "la regeneración de las élites gubernamentales, que en el caso del Frente Amplio es bastante patética", observa Carlos Malamud, especialista en América Latina en el Real Instituto Elcano de Madrid.

La izquierda resultó una novedad cuando llegó por primera vez en la historia del país al poder en 2005, pero "evidentemente hay un desgaste tras cerca de 10 años de gobierno", afirma Ricardo Lopez Gottig.

Y "hay demandas de la ciudadanía que no han sido atendidas: la educación, la salud, la infraestructura, la seguridad", agrega. La población se queja del deterioro del nivel escolar y de la creciente inseguridad en este país, que, sin embargo, es uno de los más seguros de América Latina.

Tabaré Vázquez también podría pagar "los costos políticos de algunas reformas que hizo el Frente", como la legalización de la producción y venta de cannabis, una primicia mundial, a pesar de que en el país "la mayoría de la opinión publica está en contra" de ello, según Adolfo Garcé.

"El gobierno, de una cierta manera, compró prestigio fuera del país pero al costo de generar descontento en los electores uruguayos", estima Garcé, quien también menciona como motivo de malestar el aumento de los impuestos y el cierre de un día para el otro de la compañía aérea nacional (Pluna) en 2012.

Por su parte, Lacalle Pou, quien promete reducir el déficit público a cero, mejorar el nivel de la educación y la seguridad pública, advirtió que dará marcha atrás con la legalización de la venta de marihuana si es elegido presidente.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1526
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.