Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ruben Suarez escriba una noticia?

La salud y logros del gobierno

16/09/2009 04:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La reforma de la salud en Uruguay y los logros en esta materia gracias a la exelente labor del Gobierno encabesado por el Dr.Tabare Vazquez (Frente Amplio)

Las acciones del gobierno frenteamplistas

MSP PRESENTO BALANCE DE GESTION: REDISTRIBUCION DE INGRESOS Y AUMENTO DE PRESUPUESTO EN SALUD A U$S 500 MILLONES

La reforma de la salud implementada por este Gobierno pasó de ser un sistema curativo hacia un Sistema Integral de Salud, apostando a la equidad social y a la transparencia económica. El presupuesto asignado para la salud aumentó de US$ 200: a US$ 550 millones en los últimos cuatro años; el salario médico se incrementó en 400% y el no médico en 35%. Además, se disminuyó en más del 40% el valor de los tiques de medicamentos.

Autoridades del Ministerio de Salud Pública presentaron un balance de gestión de lo actuado por esta Administración, en base a los objetivos propuestos.

Comenzó la exposición el Director General de Secretaría Jorge Basso, quien se refirió a la situación encontrada al asumir en el MSP y el estado de situación actual.

Al respecto, dijo que la Reforma de Salud implementada, se realizó simultáneamente con una reforma del Ministerio, en el cual, a comienzos del 2005 existían dos subsistemas: público y privado, que funcionaban paralelamente con importantes inequidades en sus prestaciones. El modelo de atención era curativo, no integral, mientras que el modelo de funcionamiento era desigual, con crisis permanentes y fuertes inequidades. También se observó que la participación social era nula y los usuarios no ejercían sus derechos, según expresó el jerarca.

La Reforma Sanitaria aplicada por este Gobierno apuntó a dos objetivos básicos: creación de un sistema de salud y de un seguro que, a su vez, pretendía conformar un escenario de complementación para minimizar el despilfarro económico, apostar a una fuerte transformación de las instituciones y a una mejor gestión clínica con mayor profesionalización. Asimismo, el seguro financiaría el sistema en un escenario de competencia por las "cápitas", apostando, junto a la creación del FONASA (ex Disse), a un desarrollo progresivo de la equidad en el pago de la salud, administración transparente y la consolidación del seguro de por vida, ligado a la seguridad social.

Basso destacó como uno de los grandes desafíos de esta Reforma, al abordaje integral del proceso de atención, pasando de un modelo "curativo" a enfatizar en la prevención primaria, secundaria y terciaria. De aquí surgió el Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS), con un decreto que estableció cuáles eran las prestaciones obligatorias que todas las instituciones debían cumplir con sus usuarios, donde también se incluyó –por primera vez- un único Formulario Terapéutico de Medicamentos (FMT) o Vademécum.

Los ejes del cambio de modelo de atención fueron la complementación y la competencia, y en este sentido, se comenzó a desarrollar una serie de convenios de complementación –que actualmente son acerca de 90- entre instituciones públicas y privadas. Estos convenios se manejan con el objetivo de generar estímulos y desestímulos para la integración asistencial, "objetivo clave de la creación de un Sistema", dijo Basso.

Agregó que este sistema hizo énfasis en algunos programas: el de atención a la mujer y género; del niño; de atención a la adolescencia; del adulto mayor; de nutrición, con las guías saludables; atención escolar, junto al programa Salud Bucal y los programas crónicos, donde se encuentran enfermedades como hipertensión, diabetes y cáncer. En base a esta jerarquización, el Ministerio decidió que todas las instituciones de salud debían crear sus guías de protocolización para cada caso, que serían supervisadas por esa Secretaría de Estado.

A continuación, Basso destacó aspectos sustantivos del cambio de modelo, como el fortalecimiento del primer nivel y la creación de un sistema de auditorías de historias clínicas en las instituciones médicas –que permitió encontrar grandes debilidades dentro de estos registros-.

En el nuevo organigrama del Ministerio, se encuentra la creación de 19 Direcciones Departamentales de Salud, con potestades resolutivas dentro de su territorio y también la creación de 3 nuevas direcciones: fiscalización, normalización y habilitación.

Por otra parte, el jerarca comentó que en 2005 esta Administración se encontró con que el 50% de las instituciones privadas no contaban con la habilitación del MSP y la mitad del 50% restante, la tenían vencida.

Algunos ejemplos sobre las actividades desarrolladas tienen que ver con la mejora asistencial, política de medicamentos, de tecnología –en 2005 el 80% de las tecnologías no tenían ningún tipo de registros-; la calidad de la atención, con respecto al seguro de niños, mujeres y adultos mayores con bajos ingresos; se incluyeron en las preguntas de rutina el tema de la salud sexual y reproductiva y la violencia doméstica y se estableció un sistema de indicadores y metas que pudieran ser evaluadas, entre otras cosas.

Asimismo, enumeró resultados concretos obtenidos hasta el momento: baja de la mortalidad infantil -10, 6 por mil nacidos vivos-; obligatoriedad de que los espacios cerrados sean libres de humo del tabaco; introducción de nuevas vacunas al esquema de vacunación; realización de nuevos exámenes a los recién nacidos; énfasis en la salud; estabilización de la epidemia del SIDA –0, 42 por mil- y disminución de la transmisión madre a hijo; promoción de la alimentación saludable con dietas de bajo costo y alto valor nutricional; incorporación del ácido fólico y hierro en las harinas; Uruguay permanece libre de Dengue y continúa luchando contra la pandemia de Gripe A.

En cuanto a las metas asistenciales de la Reforma, Basso explicó que con el FONASA se financia a las instituciones, a través de dos componentes: por cápitas de riesgo y por metas de desempeño.

Las cápitas de riesgo depende de la edad y sexo del paciente y las metas de desempeño se pagan trimestralmente, posteriormente a la realización de una auditoría y un exhaustivo análisis de las historias clínicas realizadas por los médicos. También existen metas en cuanto a brindar capacitación a los funcionarios de las instituciones y a lograr que todos los pacientes cuenten con un médico de referencia. Al respecto, Basso informó que en último control realizado se comprobó que el 75% de las instituciones lograron cumplir sus metas.

Agregó que este sistema hizo énfasis en algunos programas: el de atención a la mujer y género; del niño; de atención a la adolescencia; del adulto mayor;

Por su parte, el Director General de Secretaría, Daniel Olesker, realizó una síntesis comparativa del Sistema Nacional Integrado de Salud y la evolución de ASSE. En primer lugar se refirió a la situación del MSP y explicó que el Ministerio logró implementar la reforma, gracias a la mejora de la economía en general y el crecimiento del PBI en Uruguay. Recordó que los Ministerios que vieron incrementados sus presupuestos fueron Salud, Educación e Interior, y específicamente salud, lo duplicó.

En cuanto a las acciones realizadas en el MSP, Olesker destacó la regularización de los funcionarios pertenecientes al inciso 12, que en total sumaron 277 y la de los funcionarios tercerizados, que continúan trabajando para el Estado pero en modalidad de cooperativas. Otro cambio que se introdujo, pero a nivel general en el Estado, fueron los cargos de Alta Conducción. Con esta nueva norma, cada Ministerio debe contar con hasta 6 de estos cargos y el MSP es, hasta el momento, el único que llenó esos cupos.

Entre otros problemas que se identificaron dentro de esta Cartera, se detectó que algunos ex trabajadores de mutualistas cerradas habían quedado sin su fuente laboral. Por ello, se creó una comisión para tratar el tema en el año 2005, con la cual se logró contemplar a todos estos trabajadores, que serán tenidos en cuenta en futuros llamados de personal realizados por MSP y ASSE.

Olesker también se refirió a las dos intervenciones en Instituciones Médicas privadas que realizó el MSP durante este período - IMPASA y Casa de Galicia-, cuyo objetivo no fue cerrarlas sino afrontar la situación por la que atravesaban y asegurarles continuidad laboral.

Otros aspectos que fueron destacados por el Director, fueron la Creación de la Escuela de Capacitación en el Casco Central y la Habilitación del Local de Salud Pública, ubicado en las calles Arenal Grande y Paysandú.

A continuación, Olesker describió las características de la Reforma de la Salud implementado por el Gobierno actual. Inicialmente se procedió a la aprobación de cuatro leyes: creación del FONASA; descentralización de ASSE; Creación del SNIS y Derechos de los usuarios. Detalló diez diferencias entre el sistema de salud anterior y el actual. Antes existían dos subsistemas fragmentados sin conexión entre ellos, el actual sistema de salud es único –públicos y privados-. En el sistema anterior sólo los trabajadores privados estaban en Disse, ahora se creó un Seguro Nacional de Salud que integra a toda la población; mientras antes el trabajador era el único que tenía cobertura en salud, actualmente el seguro de salud se extiende a la familia del trabajador. Disse sólo permitía elegir instituciones privadas, hoy se incluye a todos los prestadores de salud. El viejo Disse pagaba cuota única y no incluía estímulos al cambio de modelo y orientación del gasto, actualmente el pago es por riesgo (edad y sexo) y se estimulan las estrategias y el pago de un plus por cumplimiento de metas. Antiguamente se perdía la cobertura al dejar de ser activo y pasivo, ahora existe un seguro de por vida. El contralor era sólo en los papeles contrariamente al nuevo sistema, que le da al mismo, una verdadera política de rectoría y contralor. El anterior sistema no tenía un marco taxativo de cuáles eran los programas y las prestaciones obligatorias y el actual, regula la cantidad y calidad de las prestaciones a través de la definición del Plan Integral de Atención en Salud (PIAS). Antes tampoco había participación social mientras ahora se incorporó la participación social como eje clave de la conducción de la reforma en el nivel macro y micro.

A continuación, el Jerarca se refirió a los resultados obtenidos con la Reforma de la Salud y a la situación de ASSE. Con respecto al primer tema, destacó que se logró el acceso universal y una expansión de la atención integral, alcanzando al 100% de la población. Agregó que se implementaron rebajas en las órdenes y en los tiques de medicamentos, que en el segundo caso superaron el 40%. La población cubierta por la seguridad social se duplicó con el ingreso de bancarios, menores, trabajadores públicos y aumento de los privados. A diciembre de 2008 se contabilizaron 1.377.743 personas afiliadas al FONASA.

En cuanto a la financiación del FONASA, Olesker dijo que su funcionamiento proviene de tres aportes, obrero, patronal y fiscal, destacando que el 48% es de aportes patronales, 42% de aportes personales, 3% de aportes pasivos y el 7% lo aporta Rentas Generales.

El otro tema que refiere a la situación de ASSE, señala que su presupuesto en este periodo fue duplicado; los médicos de medicina general pasaron de recaudar $4.500 en 2005 a $ 25.000, previsto para enero del 2010 y estas cifras marcan un incremento del 400%. El salario no médico creció 35% y se destacó que las enfermeras de ASSE, cobran por encima del laudo. El crecimiento de los cargos en DISSE, fue de 2.880 funcionarios, en todo el país y en todos los centros.

Asimismo se subrayó la participación social en la salud, con la creación de un Consejo Consultivo en 2005, reconstitución de los consejos de salarios y la creación de una comisión de seguimiento del FONASA con la participación de trabajadores y empresarios.

La Ley que crea ASSE, como servicio descentralizado, incorpora en su directorio a un representante de los trabajadores y uno de los usuarios. También se crea la Junta Nacional de Salud cómo órgano administrador del Seguro Nacional de Salud, que cuenta con un representante de los usuarios, uno de los trabajadores y otro de las empresas del sector salud.

Finalmente, Olesker concluyó en que el SNS es un sistema redistributivo de los ingresos, añadió que el presupuesto para la salud aumentó de US$ 200 millones a US$ 500 millones y que en este período no se cerraron mutualistas.


Sobre esta noticia

Autor:
Ruben Suarez (7 noticias)
Visitas:
1531
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.