Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Presidentes latinos, sin pensamientos creativos ligados al ciudadano, pura falsedades

19
- +
09/11/2018 08:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para muchos expertos, lo que nos diferencia del resto de las especies en el planeta es nuestra capacidad de razonar

Asidero

 

Los últimos meses han estado marcados por diferentes eventos. Sin embargo, una de las cosas más comentadas por los medios comunicacionales, ha sido las distintas manifestaciones del mal uso de hechos, o la ignorancia completa de ellos. Uno de los ejemplos más recientes fue el comentario de Kellyanne Conway, una de las consejeras del presidente estadounidense, sobre los llamados “hechos alternativos”. Abordar este tema es difícil por su complejidad, pero para comprenderlo es vital entender un punto: no pueden existir dos versiones de un mismo acto, pero sí distintas interpretaciones. El problema, con esto en mente, es que los seres humanos somos sumamente tercos al momento de admitir un error y cambiar nuestra interpretación, incluso cuando no hay pruebas que apoyen lo que uno cree, y una de las personas más caprichosas es nuestro presidente, Nicolás Maduro Moros que prefiere el asesoramiento exterior de cubanos y del Grupo Podemos en España.

Para muchos expertos, lo que nos diferencia del resto de las especies en el planeta es nuestra capacidad de razonar. Pero, ¿de qué nos sirve esta habilidad si es que somos incapaces de utilizarla correctamente? En distintos experimentos desarrollados a lo largo de los años, distintos investigadores se han concentrado en lo mismo: hacer creer a los participantes que tienen la razón gracias a ciertas pruebas dadas por los investigadores; proceder a informarles que las pruebas son inventadas (por tanto, no existe nada que apoye su creencia); y luego preguntarles a los participantes si es que creen que aún tienen razón. En todos los casos, la gran mayoría de quienes participan siguen creyendo que tienen razón, aun cuando saben que no hay nada que lo sustente.

Tal, como sucede con los programas económicos.

Esta información ha llevado a distintos expertos a preguntarse por qué se produce este fenómeno. A partir de este cuestionamiento, muchos han llegado a la conclusión que el factor social está sumamente involucrado. Desde hace años, el ser humano se ha dedicado a utilizar el conocimiento de otros para su propio beneficio. Por ejemplo, alguien inventó el inodoro para que sea sencillo de utilizar, pero muy pocos saben cómo realmente funciona. Sin embargo, estudios han encontrado que cuando se les pregunta a personas sobre cómo funciona un inodoro, muchos creen saber la respuesta, aunque no sepan absolutamente nada,  es decir, debido a que alguien más ha proporcionado un conocimiento, los seres humanos creen que, por extensión, ellos también lo manejan a la perfección

En un artículo de The New Yorker, traduce el ejemplo del inodoro a algo sucedido poco después que Rusia anexó a Crimea a su territorio. Se les preguntó a distintas personas si creían que Estados Unidos debía intervenir militarmente, y si, además, podían señalar a Crimea en el mapa. Resultó que, mientras más errada era la señalización de la posición del territorio, mayor su tesis de que EE.UU. intervenga.

Con esto en mente, el principio puede ser aplicado a muchísimos casos recientes. Pero, lo que debería generar en los humanos es una sensación de temor. En un mundo donde las personas crean en algo firmemente, incluso sin los hechos o la evidencia que apoye su pensamiento, ¿cómo es posible el progreso? Es vital el rol de la educación en este problema, enseñar a las nuevas generaciones a pensar y razonar a partir de la evidencia debería ser una meta para todos los países del mundo. 

Con esto en mente, el principio puede ser aplicado a muchísimos casos recientes

Siempre, me pregunto porque el presidente Maduro, despertó la inquietud de China hacia la minería, a sabiendas que este Estado oriental esta interesado en captar minerales energéticos para sus fuentes de energía, despertó al gran dragón y el presidente Xi, tuvo que rediseñar la Ruta de La Seda hasta llegar a Bolivia, donde existen grandes yacimientos de Litio.

Podríamos utilizar la definición de pensamiento imaginativo como la capacidad de imaginar e identificar modelos, y de ver las cosas de distintas maneras. El hecho es que el hombre puede crear (prácticamente) cualquier cosa que pueda imaginar.  Todos los logros de la humanidad han empezado en la imaginación. Los grandes líderes de las finanzas, el comercio, la industria, la música, el arte y la literatura han desarrollado su pensamiento imaginativo, también llamada imaginación creativa. En un artículo anterior. Manifesté mi inquietud de la ignorancia de los viejos y jóvenes políticos hacia temas particulares en política y liderazgo. En mi Estado, ya tenemos doce años con gobernadores y alcaldes nefastos que no hacen nada por la ciudad, me refiero a Carabobo, Venezuela. El último gobernador Rafael Lacava, conocido desde mi ciudad natural, Puerto Cabello, es muy inteligente y agilizador operativo, pero, poco consultivo con las fuerzas populares. Son unos yuppies y, en esa concepción rigen los municipios y, se acortan los pensamientos creativos.

Lea cualquier libro sobre el logro de la libertad financiera o el éxito en cualquier área de la vida,  y verá la importancia de su imaginación en el proceso de lectura. En otras palabras, verá la importancia del pensamiento imaginativo. Sobre este tipo de pensamiento, se ha aceptado desde tiempos antiguos que no se puede lograr nada; a menos que primero se pueda ver en la mente.

Los regidores, en cualquier lugar de nuestra esfera terrestre, deben llevar adelante un proyecto de ciudadanos con un importante componente juvenil, para adiestramiento, sería un proyecto descentralizado y democrático. Aunque, siempre he sido un hombre de izquierda, miembro del primer partido de izquierda en Venezuela, descubran sus siglas, mi trabajo redaccional y, de la universidad lo independice de esas ideas estatutarias de las organizaciones partidistas como tal. Ese mote de revolucionario no cala en Venezuela, es el compromiso con un proyecto ciudadano, tal como lo develó el ex presidente, Rómulo Betancourt, padre de la democracia venezolana. Es un compromiso con la patria, ése cuya base es la ciudadanía con sus necesidades básicas, que están referidas, como ya se dijo, a la restitución democrática en el más amplio sentido.

Podría ser cualquier sigla -decir esto no es desfachatez-, y es que en verdad lo que significan las letras, ahora importa poco. Lo que de verdad importa hoy es hallar quién pueda, con nosotros, ciudadanos, capitanear la nave del Estado.

Tal, como sucede con los programas económicos

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (790 noticias)
Visitas:
102
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.