Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

Montaña rusa de emociones en la Estació del Nord

21/12/2017 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Seis y pico de la tarde: empiezan a llegar periodistas al Centre Esportiu de l'Estació del Nord, la antigua estación donde Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) celebra su noche electoral. A pesar de su descenso en las encuestas a lo largo de la campaña, los republicanos siguen siendo los favoritos.

Siete y pico. Suben el volumen de las pantallas de televisión (TV3, claro) y encienden unos calentadores de terraza --todavía hay poca gente en el enorme edificio y hace frío. Por la tele dicen que la Comisión Europea se va de vacaciones mañana y no celebrarán la habitual rueda de prensa, así que no habrá reacción oficial a los resultados de las elecciones catalanas. Eso que se ahorran.

19:40. Llega el ex conseller Raül Romeva, responde a algunas preguntas y se esfuma.

19:55. TV3 nos bombardea con imágenes del Procés: 1 de octubre, policías apaleando a gente, manifestaciones con esteladas, manifestaciones con banderas españolas, huelgas, más manifestaciones, mítines... Dan las ocho y cierran los colegios electorales. Se publica la encuesta a pie de urna de La Vanguardia: Ciudadanos queda primero por poco y los partidos independentistas mantienen la mayoría absoluta por muy poco también.

20:40. Sale al escenario Sergi Sebrià, portavoz de Esquerra, con rostro serio. Empieza su intervención recordando que estas elecciones han sido "ilegítimas y convocadas de forma ilegal" y que Esquerra las ha afrontado en "condiciones desiguales", con su candidato a la presidencia de la Generalitat en prisión. Sebrià celebra que "esta vez" se haya podido votar pacíficamente, en referencia a la represión policial del 1 de octubre. No valora las encuestas a pie de urna pero celebra la alta participación (casi 82%) y afirma que la masiva afluencia a las urnas "legitima" el resultado. En esto coincide con el Secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, que ha dicho que la alta participación "contribuirá a dar mayor legitimidad a los resultados".

21:30. Pequeños grupos de militantes empiezan a llenar la antigua estación, pero sigue haciendo frío. La perspectiva de una mayoría parlamentaria independentista no parece suficiente para alegrar los espíritus, la victoria de Ciudadanos que anuncian las encuestas pesa en el ambiente. Hoy ERC acaricia su primera victoria electoral desde 1931 pero entre los militantes republicanos reunidos en la Estació del Nord cunde la idea de que el meteórico ascenso de Inés Arrimadas les va a arrebatar este sueño.

22:30. La cosa se pone muy fea para ERC. Con el 80% escrutado, se confirma la victoria de Ciudadanos (alimentado básicamente por votos procedentes del PP) y que Junts per Catalunya adelanta a los de Junqueras. Se consolida la mayoría parlamentaria independentista pero parece que la Generalitat no tendrá un presidente de Esquerra Republicana. La campaña telemática del president en el exili ha surtido efecto y la última mutación de Convergéncia vuelve a encabezar el bloque independentista. En Bruselas, los ex consellers del PDCat y los de ERC siguen el recuento en habitaciones separadas, como anunciando el previsible enfrentamiento por el liderazgo del independentismo en la nueva legislatura. Al final no parece que vaya a haber enfrentamiento: Puigdemont cuenta con la legitimidad del presidente depuesto y además ha obtenido más votos y escaños que sus aliados-rivales de ERC.

Matías, militante y apoderado de ERC, cree que el horizonte del movimiento independentista debe ser ahora "la restitución del Govern legítimo y del president legítimo" y "la formación de un gobierno independentista". ¿Qué debe hacer ese gobierno? "Hacer República, implementar políticas que permitan ampliar el bloque independentista". Y con ritmos más pausados que hasta ahora, precisa Matías. Se acabó el tenim pressa.

22:45. Ana María Surra, diputada de ERC en el Congreso, celebra la mayoría independentista, que a su juicio debe implicar la formación de un nuevo gobierno que avance hacia la independencia y vuelva a aprobar las leyes de contenido social anuladas por el Tribunal Constitucional. ¿Quién encabezará el nuevo Govern? "Eso es lo de menos", afirma Surra. Para la diputada, las elecciones han demostrado que "esto es otro país". Considera "ilógico" que el PP imponga sus políticas en Cataluña, tras obtener menos del 5% de los votos.

23:15. Xavier García Albiol está haciendo malabares dialécticos para explicar su resultado (acaba diciendo que es "un mal resultado"), se ha escrutado el 95% de los votos y sigue sin comparecer ningún portavoz de ERC.

23:35. Por fin sube al escenario Marta Rovira, acompañada de la plana mayor de ERC. Llevan un buen rato digiriendo el doble sorpasso de Arrimadas y Puigdemont y consiguen salir con buena cara, entre estruendosos y voluntariosos aplausos. Rovira hace un discurso triunfalista, centrado en celebrar la nueva victoria independentista. No solo el bloque independentista ha vuelto a ganar en escaños, recalca, sino que además ha obtenido más votos que en 2015. La número dos de Esquerra no menciona ni el reparto de votos y escaños dentro del bloque independentista ni el hecho de que los partidarios de la independencia se han vuelto a quedar por debajo del 50% de los votos.

Rovira reclama formar un gobierno independentista "lo antes posible", lo que puede leerse como un mensaje a las CUP: no nos tengáis seis meses pendientes de vuestras asambleas. Pero no solo hay independentismo en el discurso de Rovira: tiende la mano a Catalunya en Comú y habla mucho de justicia social. La republicana marca tres prioridades: "Que los presos políticos salgan de prisión, que los exiliados del Govern puedan volver" y recuperar el autogobierno, "reabrir el Parlament de Cataluña y devolvérselo a sus ciudadanos". A Rajoy le pide tres cosas: libertad de los presos, fin del 155 y diálogo. Parece que la vía unilateral a la independencia ya no está en la agenda.

El ambiente en la antigua Estació del Nord ha oscilado entre el nerviosismo, la esperanza, el funeral --esto último es lo que ha predominado-- y un triunfalismo forzado. Tras haber soñado durante meses con una victoria con aires de II República, ERC ha vuelto al mismo sitio en el que estaba: una posición subordinada dentro de una mayoría parlamentaria independentista liderada por Puigdemont. Con una diferencia importante: ahora Puigdemont está perseguido por la Justicia española, que podría detenerlo si pone un pie en Cataluña para ser investido presidente. ¿Se imaginan un candidato a president detenido en la frontera, de camino al Parlamento? La pelota vuelve al tejado de M. Rajoy.

---------------

Pablo Castaño (@pablocastano_) es periodista.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2157 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
1262
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.