Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isaacbaltanas escriba una noticia?

¿Quién mató al coche eléctrico?

17/11/2014 06:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hemos estado viendo en los últimos días lo se escribía sobre el futuro, en especial sobre el futuro del coche. Decíamos que ahora nos parece de risa porque no se cumplió nada de lo que se dijo, salvo lo de que pasarían 40 años hasta ver un coche eléctrico). Sin embargo tenían razones para pensar así.

En aquel momento se estaba gestando una gran revolución en el mundo del automóvil, concretamente en California, donde vivo ahora.

En 1990 el estado de California recibió 41 alertas por contaminación. Lo que sucedía es que con las altas presiones la contaminación diluida en el aire se quedaba atrapada en las capas más bajas de la atmósfera, creando una densa nube de contaminación que no permitía respirar bien.

Como respuesta a ese problema la empresa de automóviles GM presenta en enero de ese mismo año el prototipo EV-1, un coche eléctrico completamente distinto a lo que se había visto hasta ahora.

En septiembre la California Air Resources Board proclama la norma de vehículos de emisiones cero que exige que el 2% de los vehículos vendidos en 1998 no emitan ninguna clase de gases a la atmósfera y ese porcentaje debería crecer al menos hasta el 10% en 2003.

Todo parecía que iba bien, parecía el resurgir de una nueva era. De ahí que muchos periodistas escribieran con entusiasmo sobre el coche eléctrico.

Pero en 1995 la Asociación Americana del Automóvil exige mediante campañas que se derogue la normativa. En 1996 el estado de California cede ante las presiones y flexibiliza la normativa, diciendo que los fabricantes podrán producir según demanda.

A pesar de este traspiés, en diciembre de 1996, GM lanza 1100 unidades del EV-1, pero no vende sus modelos, sino que los cede con un acuerdo de leasing de 400-500 dólares al mes.

Durante varios años el EV-1 parece que es un éxito y se ponen todas las unidades fabricadas en circulación. Todo sigue así hasta el año 2000, donde la historia automovilística da el giro para sentenciar definitivamente el coche eléctrico.

El vicepresidente Harry Pearce, por alguna extraña razón declara que "No hay No hay ninguna necesidad especial" para continuar la construcción de vehículos eléctricos". Esto provoca que en los siguientes meses que la planta de Michigan, donde se fabrican los EV-1 comiencen a fabricarse otros coches de gasolina en detrimento del modelo eléctrico.

Las cosas van empeorando hasta que en octubre de 2001 GM empieza a cerrar concesionarios y a despedir personal, empezando por los mejores vendedores, con mayores ventas y más listas de espera.

A principios de 2002 GM, DaimlerChrysler y siete fabricantes de automóviles más, demandan a la California Air Resources Board presionando para que derogue de una vez la norma Vehículo de Emisiones Cero.

A finales de ese mismo año el Departamento de Justicia de EE.UU. apoya a GM y DaimlerChrysler, argumentando que su norma (ZEV Regulatory) equivale a un intento de regular las normas de economía de combustible, que sólo el gobierno federal puede hacer.

Mientras tanto, pocos meses después Alan Lloyd, Presidente de la California Air Resources Board, es nombrado Presidente de la California Fuel Cell Partnership, una organización formada por organismos públicos y empresas privadas que promueve la tecnología de los vehículos de pila de combustible y infraestructura de crecimiento.

Más sobre

A principios de 2003 el presidente George W. Bush anuncia una investigación y desarrollo de la tecnología de combustible de hidrógeno, diciendo que el coche del futuro es el de hidrógeno, no eléctrico. Al mismo tiempo Toyota anuncia que dejaría de producir su modelo RAV4 EV, como consecuencia de malas ventas. El RAV4 EV era el único vehículo eléctrico comercial que se podía comprar y costaba 42.000 dólares.

La California Air Resources Board, presidida por Alan C. Lloyd, modifica la norma (ZEV Regulatory), acabando definitivamente con el coche eléctrico. Bajo la nueva revisión de la norma, los fabricantes de automóviles ya no tienen que fabricar los coches eléctricos, sino que están obligados a lanzar una mezcla de combustible. Los vehículos de pila, los híbridos (gasolina-eléctricos) y vehículos PZEV (parcialmente con emisiones cero vehículos) a partir de 2008. Es decir, que Alan C. Lloyd, acabó con la Ley que él mismo había creado.

Y el golpe final fue que en abril de 2003, argumentando que ya no podían proporcionar las piezas para reparar los vehículos, GM ha anunció que no renovaría los contratos de leasing del EV-1. Algó que tenía la orden de recoger todos los vehículos, hasta finales de 2004. Enviaron grúaspara confiscar los vehículos de los clientes que no querían devolver sus EV-1´s.

En julio de 2003, como protesta, los usuarios y simpatizantes del coche eléctrico hicieron un simulacro de funeral para el EV-1. Lo celebraron aquí, en Los Ángeles, para atraer la atención de la prensa. Era el fin.

Cuando acabó el año 2004 GM disponía de toda la flota de EV-1´s, y no quedaba ninguno en manos de los usuarios. Después los destruyeron. Trituraron incluso coches completamente nuevos que jamás fueron alquilados.

En febrero de 2005 se puso en marcha la campaña "Don't Crush" (No trituréis). Activistas del EV-1 se lanzaron a hacer una vigilia de 24 horas al día en las instalaciones de GM Burbank para protestar y supervisar el destino de las ultimas 78 unidades de EV-1´s. Pero en marzo de 2005 GM se lleva en camiones los últimos EV-1´s. Los manifestantes intentan detenerles, pero intervino la policía y acabó con algunos detenidos.

Mientras tanto, ya en el año 2006: Toyota y GM, los dos mayores fabricantes de automóviles del mundo, ponen fin a la investigación conjunta sobre las células de combustible de hidrógeno, porque no se ponen de acuerdo sobre el reparto de los derechos de propiedad intelectual de su combustible de hidrógeno en la investigación de células.

Sé que es la historia de un coche, pero en realidad detrás está la historia de la intención del ser humano por mejorar, por querer resolver los errores que ha cometido. La intención de muchos, los hechos de unos pocos. El EV-1 supuso un precedente importante que no se vería recuperado hasta 2008, cuando Elon Musk comenzó con la iniciativa Tesla que hoy es una realidad.

Os dejo el documental "Who killed the electric car?" subtitulado en español.

Que paséis un buen día.

La entrada ¿Quién mató al coche eléctrico? aparece primero en Blog de Isaac.


Sobre esta noticia

Autor:
Isaacbaltanas (131 noticias)
Fuente:
blog.isaacbaltanas.com
Visitas:
2618
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.