Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salto Noticias escriba una noticia?

Liverpool noqueó en el final a un Peñarol que no levanta cabeza ( Por: Brahian Kuchman )

06/10/2019 22:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El negriazul venció 1-0 al aurinegro con gol cerca del final y fue un premio a la insistencia. Había sido muy superior a lo largo del partido.

Peñarol pasa un muy mal momento futbolístico y no lo demuestra solo en su juego sino que también lo refleja en los resultados. Muchas veces un equipo puede ganar jugando mal pero este equipo de Diego López en las dos últimas fechas ni siquiera estuvo cerca de eso. Volvió a dejar puntos y esta vez, dejó los tres.

Sin rumbo, perdido en la cancha y sin resto físico. Así se mostró Peñarol ante Liverpool en todo el primer tiempo en el Estadio Belvedere.

El aurinegro se vio superado en todos los aspectos desde el primer minuto aunque ?increíblemente- se fue al descanso sin recibir un gol y con un empate que bien se podría catalogar como inmerecido.

Es que Liverpool fue muy superior a Peñarol, controló la pelota y el partido, jugó en campo rival como protagonista y tuvo las mejores oportunidades para convertir. Sin embargo, las malogró todas y la falta de eficacia fue la única excusa para no poder irse al descanso en ventaja.

Un pase al medio de Maulella en el área chica que no llegó a definir el "Colo" Ramírez, un cabezazo del mismo delantero que sacó Dawson de forma espectacular, una mala definición de Guastavino tras quedar mano a mano con el arquero aurinegro y un tiro libre del mismo volante que dio en el horizontal fueron las ocasiones más claras de un Liverpool, que no estuvo fino en el último toque.

La propuesta de los equipos fue clara desde el pitazo inicial. Liverpool fue amplio dominador e hizo de la pelota lo que quiso ante un Peñarol perdido y que solo atinó a correr detrás de ella y sin rumbo.

El aurinegro no estuvo a la altura de Liverpool, ni en lo futbolístico ni en lo físico, y jugó a otro ritmo. Además, se mostró desordenado tácticamente y a destiempo a la hora de marcar por lo que le costó una enormidad poder controlar a su rival.

Pero no solo eso. Las pocas veces que recuperó la pelota, fue una bola de nervios cuando intentó jugar y la perdió una y otra vez. El bajo rendimiento de sus volantes fue una condicionante indispensable para un equipo que estuvo muy lejos de su nivel.

Tras el primer pitazo, ambos se fueron al vestuario con sensaciones muy diferentes. Liverpool, con toda la confianza a su favor sabiendo que el gol estaba al caer, mientras que el aurinegro se fue ofuscado, superado y lleno de impotencia.

Para el complemento, Diego López realizó un cambio poco entendible en Peñarol: salió Estoyanoff e ingresó Busquets para ocupar el lugar de Trindade, quien se adelantó al mediocampo.

Con la modificación estratégica, el equipo se replegó aún más ?porque Xisco quedó más aislado en ofensiva- y el partido no cambió la tónica.

Liverpool siguió jugando con la pelota en su poder, tocó, se desmarcó y siempre mostró opciones de pases. Y de esa manera, desgastó a su rival, que se volvió a impacientar tras no poder exponer su idea.

Los futbolistas aurinegros se cansaron de correr atrás de la pelota y les costó una enormidad recuperarla. Todo fue impaciencia y desesperación en Peñarol, que atinó a los cambios. Sin embargo, nada cambió.

Gargano y Guzmán Pereira ?otra vez- se mostraron muy erráticos con pelota, mientras que el "Cebolla" Rodríguez prácticamente no entró en acción hasta que fue sustituido.

Pasaron los minutos y Peñarol parecía que se llevaba el punto de arriba, sin mostrar nada. Sin embargo, Liverpool nunca bajó los brazos, siguió azotando el arco de Dawson hasta que tuvo su premio.

Un centro de Bryan Olivera terminó en la cabeza de Franco Romero, que estampó el 1-0 para hacer delirar a su hinchada a los 86?. El negriazul convirtió cerca del final y dejó en nocaut a un Peñarol, que no mostró absolutamente nada y quedó 6 puntos abajo de Nacional en la tabla Anual.

Liverpool había sido más y fue justo vencedor.

LIVERPOOL 1:0 PEÑAROL

Cancha: Estadio Belvedere.

Juez: Daniel Fedorczuk. Asistentes: Nicolás Tarán y Marcelo Alonso.

LIVERPOOL: Oscar Ustari, Jean Pierre Rosso, Gonzalo Maulella (71? Franco Romero), Sebastián Cáceres, Camilo Cándido, Nicolás Acevedo, Agustín Ocampo, Hernán Figueredo, Diego Guastavino (74? Bryan Olivera), Federico Martínez y Juan Ignacio Ramírez. Director técnico: Paulo Pezzolano. Suplentes: Sebastián Lentinelly, Martín Fernández Pablo Caballero, Leonardo Pais y Mathías Acuña.

PEÑAROL: Kevin Dawson, Jesús Trindade, Fabricio Formiliano, Enzo Martínez, Gabriel Rojas, Guzmán Pereira, Walter Gargano, Fabián Estoyanoff (46? Ezequiel Busquets), Facundo Pellistri, Cristian Rodríguez (64? Lucas Viatri), Xisco Jiménez (81? Agustín Dávila). Director técnico: Diego López. Suplentes: Thiago Cardozo, Rodrigo Abascal, Marcel Novick y Matías De Los Santos.

GOL: 87? Franco Romero (L).

Fuente : ecos.la


Sobre esta noticia

Autor:
Salto Noticias (704 noticias)
Fuente:
saltonoticias.com.uy
Visitas:
55
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios