Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josep Pont escriba una noticia?

La viga en nuestro ojo

7
- +
18/06/2017 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchas veces, incluso los cristianso mas fervientes vemos la paja en ojo ajeno y nos apercibimos de la vija en el propio

Bien es verdad que el justo es un grán pecador, pero que se arrepiente de lo hecho e implora la Misericordia divina. En el dia a dia, incluso dentro de ambitos de Iglesia, hay personas que dstinguen muy bien la paja en ojo ajeno, pero no se aperciben de la viga en el propio.

Mi narración empieza por Ignacio, un hombre practicante, padre de seis hijos muy trabajador, lider de un movimiento cristiano, bien valorado por la Jerarquia, pero dotado de una lengua viperina, que, escondida en su imagen publica de hombre piadoso, resultaba mas malvada que el acero.

Por sus intereses personales calumnio a terceras personas, las perjudicó en su buen nombre y en su honestidad. Era una evidencia de que en el barrio el era "el santo" y los demás gente corriente. Uno de los perjudicados por el indigno proceder privado de Ignacio quiso montarle una campaña de descredito, y en esta idea empezó a idear el como. Sin embargo este personaje al que llamaremos Carlos, comenzó a llevar en lo mas intimo de su existenca una doble vida.Ladesarrollaba con discreción extrema y tomando todas las medidas.

Un dia estaba ya decidido a desenmascarar a Ignacio ante los circulos cristianos de los que era lider, pero Carlos reflexionó. La noche anterior habia cometido adulterio con una mujer con la que mantenia una secreta relación de mas de diez años. De repente, como si tuviera un soplo de inspiración divina Carlos se avergonzó de su viga, el que era dado a denunciar la paja en ojo ajeno.

Certamente Ignacio no obraba del todo bién, pero Carlos no era tampoco un dechado de vida ejemplar.

Esto que es muy simple, ocurre demasiado en nuestro mundo actual, sin que seamos capaces de reaccionar con firmeza y magnanimidad.

Todos nosotros tenemos vigas en nuestra vista, y sin embargo nos apercibimos solo de los pequeños defectos de los demás.


Sobre esta noticia

Autor:
Josep Pont (61 noticias)
Visitas:
174
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.