Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

La buena educación nos asombra cuando la vemos

14
- +
04/07/2018 08:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La imagen ejemplar del pueblo japonés tras su eliminación del Mundial de Rusia 2018

La buena educación es una ocupación excepcional que mejora insólitamente el curso de la vida. La buena educación provoca en el ser humano un grado de bienestar y un aumento en el grado de valor de los sentimientos considerable; hace necesaria la presencia de los demás, el placer del reconocimiento, el ser tenido en cuenta. Es existir a través del respeto.

Que grato es ver, cómo tras la derrota de su selección, los hinchas japoneses se dedicaron a recoger la basura acumulada en las tribunas del estadio. Pero la educación nipona no queda ahí, El combinado asiático, sumido en la tristeza, con lágrimas en los ojos por la eliminación, demuestra en un acto de disciplina y saber estar asombroso, que su elegancia no sólo está dentro del campo de juego, donde su gusto y su gentileza se hicieron notar, sino también en los vestuarios, que dejaron limpios e impecables, añadiendo un mensaje para los trabajadores del estadio: "Gracias".

El hombre se hace visible y pervive en su trato y su educación con los demás cuando sin buscar, en principio, beneficio alguno otorga la ocasión de ser mejor, de influir o de no limitar la expresión natural de la verdadera naturaleza humana, la que debería ponderar la conducta inteligente y solidaria. La conducta social ideal.

El hombre se hace visible y pervive en su trato y su educación con los demás cuando sin buscar beneficio alguno otorga la ocasión de ser mejor

Gestos como este de la selección de Japón no deberían ser un caso aislado. Ni tampoco debería serlo el de su afición limpiando las gradas. Porque recoger los residuos que se generan durante un evento es sólo una manera sencilla e instruida de proteger el entorno y con ello la salubridad del medio. Así, el impacto de su acción nos causa extrañeza, nos sorprende, cuando no es más que una acción respetuosa en su misma consistencia. Un acto expreso de admiración por singular.

Japón no seguirá en el Mundial de Rusia 2018, pero la educación y su estilo fino y espontáneo, franco, dejarán huella durante mucho tiempo en todos nosotros y ponen de manifiesto otra vez, el comportamiento colectivo tan correcto de la sociedad nipona.

EL humanismo se propaga mucho mejor a través de la buena educación, mientras lo ajado y consumido, la desolación o el desconsuelo siguen a la rudeza de las formas habituales y cotidianamente vistas cada día en torno a nosotros. Por eso nos espantan y asombran hechos tan lúcidos como este.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (88 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.