Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Katia Abreu, la nueva ministra de Agricultura odiada por ecologistas en Brasil

24/12/2014 16:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Antes de enviudar, Katia Abreu era una ama de casa que no diferenciaba una vaca de un toro. Hoy, convertida en una hacendada y política influyente, asumirá como ministra de Agricultura de Brasil, ante el rechazo de ecologistas, indígenas y pequeños productores.

A los 52 años, Abreu asumirá la cartera de Agricultura en el segundo mandato de Dilma Rousseff que empezará el 1 de enero. La poderosa senadora y presidenta de la CNA, la asociación de grandes productores agrícolas, despertó las críticas de sus simpatizantes al sumarse al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), al que cuestionó con furia en el pasado.

image

En 2010 se llevó el 'galardón' de "la Motosierra de Oro" por parte de Greenpeace. Campesinos sin tierra y comunidades indígenas la han calificado como la "reina de la deforestación", acusándola de privilegiar la expansión del agronegocio en detrimento del medioambiente.

Pero los dardos le llegan también del movimiento de campesinos sin tierra, que reclama una reforma agraria y la acusa de latifundista, así como organizaciones ecologistas, que critican su apoyo a la expansión agrícola.

Estos grupos consideran su nombramiento como una traición de Rousseff y prometen una dura resistencia a su gestión.

- Defensora del agronegocio -

Elegante, resuelta y con un carácter de hierro que le valió ser comparada con la exprimera ministra británica Margaret Thatcher por el diario The Guardian, Abreu justificó su apoyo a Rousseff en las pasadas elecciones, tras alejarse de la derecha y vincularse al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro), estrecho aliado del PT.

"No acepto las exigencias de la izquierda ni la derecha! Soy libre y vivo en una democracia. Apoyo a quien quiera. Mi elección es libre y soberana", escribió en su cuenta de Twitter.

Abreu defiende sin complejos el agronegocio, responsable de 23, 3% del PIB de Brasil. También rechaza la expropiación e invasión de tierras, apoya los cultivos transgénicos y quiere que el país supere a Estados Unidos para convertirse en el mayor productor mundial de alimentos.

"Somos hoy un país con peso internacional que, a pesar de las dificultades (...), está entre las diez mayores economías del planeta. Y esto exige, entre otras medidas, inversiones en infraestructura, garantías de seguridad jurídica y superación de viejos paradigmas, que alimentan la acción predadora de grupos ideológicos de izquierda y derecha", dijo Abreu en un reciente discurso ante la CNA, organización que deberá abandonar para asumir el ministerio.

Para movimientos indígenas, que reclaman la demarcación de sus tierras y que han protestado contra la designación de Abreu lanzando flechas contra su foto, su nombramiento "es contrario a las reivindicaciones de los movimientos sociales brasileños".

Abreu ha indicado que, si continúa la tasa promedio de creación de reservas índígenas de los últimos años, en 2031 ya no habría área para producción agrícola.

Unos 2.000 campesinos sin tierra invadieron en noviembre una hacienda de cultivo de maíz transgénico en el sur para protestar contra su eventual nominación.

- "La Presidencia, mi destino" -

"Cuando comencé no distinguía la vaca del toro", dijo a la revista Época.

Abreu comenzó su trayectoria como dirigente rural por una desgracia. A los 25 años, cuando esperaba su tercer hijo, quedó viuda de un hacendado que murió en un accidente aéreo, y debió ocuparse de una extensa propiedad ganadera en el estado de Tocantins (norte de Brasil).

Desde 2006 ocupa una silla en el Senado.

"Katia representa la importancia del agronegocio para recuperar la débil economía en un momento de ajuste. Dilma será más pragmática en su segundo gobierno, y reforzará su relación con el sector. El desafío será conciliar las repercusiones negativas del PT por su nominación", dijo a la AFP Rafael Cortes, analista político de la consultora Tendencias.

Abreu tampoco esconde sus ambiciones políticas. "Disputar la presidencia no es un plan, es un hecho (...) Es mi destino", dijo a The Guardian este año.

En su condición de ministra, deberá lidiar con viejos adversarios. "Ella representa el latifundio más atrasado, que tiene la tierra como un instrumento de poder y de especulación inmobiliaria (...), que no tiene ninguna preocupación con el medioambiente", señaló a la AFP Igor Santos, dirigente del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
4147
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.