Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Es un problema de educación

07/01/2020 18:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La miseria de la democracia es que cualquier chulo con tendencia a la vulgaridad y a la grosería llegue a erigirse en representante legítimo de la soberanía nacional

Cuando no hay amor verdadero al país y a los ciudadanos que lo componen, sean nacidos o no en el mismo, los seguidores exaltados de algunos partidos políticos son predios de mayorales. No cabe duda de que estos mayorales políticos y sus centuriones, son muy útiles para las faenas electorales y la inoculación de ideas malsanas en el inconsciente colectivo. Pero en política, lo primero es el interés común, que también se llama representación. Lo segundo es altura. Y lo tercero son las medidas necesarias y base de toda acción política. Es decir, la dirección de las fuerzas que gestan una patria en donde sea bueno estar vivo.

Nunca puede ser bueno el odio, porque incita a destruir la convivencia. Y nos empequeñece. Entonces, ¿a qué vienen estas arengas de las derechas? En realidad no valen nada, si los ciudadanos de este país se dieran cuenta de que solo son papel mojado, de que solo contentan a los propios calumniadores y a los cerebros más débiles, quizás dejasen de arrojarlas. Y que se irriten si así lo desean, que las arrojen indignados porque el poder se les escapa a ellos, que protesten todo lo que quieran, y que después se vayan a sus casas, intranquilos, sabiendo que no podrán dormir como antes, porque la modernidad y el progreso han llegado para quedarse. Que observen, que descubran que lo único digno es el trabajo honrado, el pensamiento libre, la pluralidad, la empatía, la cultura de un país rico en lenguas, costumbres y nacionalidades, que no dividen, sino que muy al contrario suman valores y engrandecen la cotidianeidad, el día a día de un pueblo con historia.

Es la vanidad, la ignorancia supina de esos intolerantes reaccionarios, la que desprecia el trabajo común de todos aquellos que se esfuerzan en hacer de España un espacio abierto al entendimiento, al diálogo, al encuentro y crean discordia y enfrentamiento cuando otros tienden la mano. Su único objetivo es colaborar en la obra del reaparecimiento de una realidad pasada, una realidad en la que a ellos les iba mejor.

Hay un gran español en cada ciudadano, aunque estos fanáticos se esfuercen en negarlo. ¡Qué cuentos de brujas se inventan para asustar! Y es que se alimentan del odio que crean. ¿El odio a quién o a qué? A lo contrario, es decir, al vecino, al hermano. ¿No se escuchan de qué manera insultan, enredan y nutren la ruptura? ¡Qué espectáculo le están dando a Europa y al mundo! Ya no colonizamos, ya no invadimos y engendramos con la espada el terror, ya no somos un imperio, ahora somos el hazmerreír de todas las miradas.

El Parlamento es hoy campo abonado para una vasta siembra de ignorancia y odio

El noble arte de la política enseña que para engrandecerse hay que enamorar con la palabra. Y este es un gran arte que ya los griegos dominaban. Porque hacer política es educar, es dar ejemplo. Crear una patria, engendrarla en nuestros compatriotas. Pero estos descerebrados no, estos analfabetos de la educación, como el Diablo, tientan, difunden soflamas, envilecen al incauto, queman Roma si con ello difunden mejor sus versos de odio y locura.

Y esto es gravísimo, pero lo es más aún cuando va unido a la impotencia. Aunque en realidad, amenazar, incitar a la violencia, dinamitar un Gobierno legítimo, son naturales síntomas de que el tuétano de la política que proponen está afectado de necrosis.

Por eso, como ha dicho hoy Pablo Iglesias a Pedro Sánchez, la reacción hacia estos indolentes ha de ser templada. El diálogo con ellos no es posible, y es un despilfarro inútil de la energía.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (279 noticias)
Visitas:
3346
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.