Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rolloid escriba una noticia?

6 Errores que cometes y evitan que puedas adelgazar

03/07/2017 09:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La mayoría de las veces que intentamos cambiar nuestro estilo de vida y optar por una alimentación más sana, fracasamos antes de ni siquiera comenzar.

Tal y como dice la experta en nutrición Jennifer McDaniel, para que tengamos éxito en nuestra empresa, solo debemos incorporar un cambio o dos durante las primeras semanas de nuestra "nueva vida" en lugar de intentar desterrar todos los malos hábitos a la vez.

La razón es bastante simple: Muy pocas personas poseen la fuerza de voluntad suficiente para poder hacerlo. Por el contrario, realizar pequeños cambios pero constantes aumentarán exponencialmente las probabilidades de que consigamos un físico más ligero y lo más importante, que lo mantengamos de por vida.

A continuación te mostramos 6 errores muy comunes que cometemos todos y que deberíamos de eliminar de nuestra rutina poco a poco:Saltar comidas designelements/Shutterstock

No comer cuando toca, además de alterar la capacidad que tiene nuestro cuerpo para controlar el apetito, también afectará negativamente a nuestra fuerza de voluntad.

El cerebro necesita glucosa para poder funcionar y controlar el apetito. Si nos saltamos el desayuno, nuestro cerebro no tendrá fuerzas para impedir que horas más tarde nos demos un atracón.

¿Cómo evitar este error?

Este es fácil. Distribuye tus calorías en tres comidas de aproximadamente 500 calorías cada una y dos snacks de unas 100 o 200 calorías cada uno. La mayoría de los hombres que intentan perder peso aún necesitarán al menos 1.800 o 2.200 calorías al día. Aún más importante será cambiar la mentalidad. Piensa que vas a empezar una nueva rutina, no que vas a ponerte restricciones. La restricción conduce a comer en exceso.

Comer con prisasBodnar Taras/Shutterstock

Piensa que no estás negándote la comida, solo comes más lentamente para que tu cuerpo tenga tiempo de sentir que estás saciado antes de que sea demasiado tarde.

Para un experimento publicado en "Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism', 17 hombres tuvieron que comerse una tarrina grande de helado, unos lo hicieron en 5 minutos y otros en media hora para poder saborearlo. Según el doctor y autor del estudio, Alexander Kokkinos, los niveles de las hormonas encargadas de avisar al cerebro que dejemos de comer fueron más altos entre los hombres que tardaron 30 minutos en comer el helado.

En la vida real, los comedores compulsivos no se sentirían llenos y seguirían comiendo helado. Tu cuerpo habla contigo cuando comes. Dale una oportunidad. Reeduca la velocidad y disfruta de tu comida. Guarda el periódico y apaga el televisor.

¿Cómo evitar este error?

Prueba este truco para relajarte la próxima vez que vayas a comer: Inhala mientras cuentas lentamente hasta cinco. Exhala y vuelve a contar lentamente hasta cinco. Repítelo tres veces.

Gorronear el fin de semanaOdua Images/Shutterstock

Los excesos del fin de semana pueden tener repercusiones durante el resto de la semana. En un estudio reciente realizado por 'Journal of Clinical Investigation', los investigadores utilizaron ratas para examinar los efectos del ácido palmítico sobre la leptina, una hormona que ayuda a regular el apetito. El ácido palmítico se encuentra en la grasa saturada, un ingrediente que aparece a menudo en nuestras comidas de fin de semana favoritas.

"Descubrimos que después de 3 días, la grasa saturada podía bloquear la capacidad de la leptina a la hora de regular la ingesta de alimentos y el peso corporal", decía Deborah Clegge, autora del estudio y doctora del centro médico de la Universidad de Texas.

Un fin de semana lleno de patatas fritas y hamburguesas puede llevarte a comer en exceso el lunes.

¿Cómo evitar este error?

No tienes por qué estar a pan y agua durante todo el fin de semana. No pasa nada si un día te saltas la dieta, el problema es cuando hacemos esto el fin de semana completo. Además, el hecho de esperar alguna recompensa culinaria los fines de semana hará que aumente nuestra fuerza de voluntad durante la semana.

Elegir comidas rebosantes de salIgor Dutina/Shutterstock

Como podrás imaginar, la sal nos hace comer de forma inconsciente. Se agrega a las palomitas de maíz del cine, a los cacahuetes del bar...

¿Cómo evitar este error?

Según Thomas Moore, especialista del centro médico de la Universidad de Boston, "dejaremos de tener antojos por alimentos salados después de estar algunas semanas con una dieta baja en sal."

No todas las personas pueden cambiar repentinamente sus snacks por zanahorias o apio, sin embargo, al ser alimentos crujientes, pueden ayudarte a superar tus antojos.

Si no te convence la zanahoria, prueba a reducir las cantidades de snacks salados poco a poco y añade la sal a tus comidas una vez preparadas. "La sal que añadimos a un plato ya preparado se nota mucho más que la misma cantidad de sal añadida durante la cocción", decía Moore.

Consumir bebidas alcohólicasKzenon/Shutterstock

La razonable cantidad de dos cervezas por la noche puede significar más de 2.000 calorías a la semana, casi un día de duro trabajo.

"Además de las calorías acumuladas, la bebida merma la fuerza de voluntad", decía Dawn Jackson Blatner, portavoz de la Asociación Dietética Americana.

¿Cómo evitar este error?

Prueba a dejar de beber alcohol durante una semana. Comprueba tu peso y examina como te quedan tus pantalones. Intenta reducir la ingesta de alcohol poco a poco. Si vas a beber, opta por bebidas alcohólicas con menos carbohidratos como el vino tinto seco o las cervezas bajas en carbohidratos.

Comer viendo la tele y trasnocharPincasso/Shutterstock

Un fallo doblemente perjudicial: Ingieres calorías a la vez que no las quemas. Por no hablar de que también sabotea tu arma secreta para la pérdida de peso: el sueño.

Las investigaciones confirman que las personas que comen frente al televisor consumen más calorías (casi 300 de media) que las que no lo hacen, y que cuanta más televisión ven, menos activas son.

Por otra parte, unos investigadores de la Universidad de Chicago descubrieron que aquellas personas que pierden 3 horas de sueño comen unas 200 calorías más al día siguiente.

¿Cómo evitar este error?

Si quieres ver la televisión, intenta estar activo a la vez o ve a entrenar y vuelve. Entonces tendrás derecho a ver algunas horas de televisión. Cuida tus hábitos nocturnos e intenta mantener un mismo horario cuando llegue la noche, para ir a dormir.


Sobre esta noticia

Autor:
Rolloid (293 noticias)
Fuente:
https
Visitas:
1364
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.