Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Terapiaobesidad escriba una noticia?

El Parkinson y la alimentación

07/05/2014 03:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Parkinson es una degeneración cerebral que afecta a más de 800.000 españoles. Aunque no existe ningún tratamiento eficaz contra este mal, diversos estudios científicamente serios han puesto en evidencia que algunas medidas nutricionales podrían retrasar la aparición del mal o hacer que este se presentara de manera menos agresiva. Muchos especialistas coinciden en apuntar que una alimentación adecuada, rica en antioxidantes, puede ser muy útil para las personas enfermas de Parkinson.

Así pues en un estudio americano se determinó que existen alimentos que pueden proteger, de cierto modo, la aparición o desarrollo del Parkinson. Se trata de las bayas rojas o moradas y otras frutas como las moras, endrinas y grosellas ya que contienen un antioxidante llamado antocianinas. Dicho antioxidante también se puede encontrar en otros alimentos como las manzanas, las uvas negras o el chocolate y también en algunas bebidas como el vino tinto o el mosto.

image

Una dieta adecuada puede ayudar a prevenir o a controlar de cierta manera el Parkinson.

Si ya sufres Parkinson, también se puede intentar controlar o reducir sus efectos gracias a la alimentación. En este caso se trata de aportar al cuerpo mayor dosis de un aminoácido en concreto (L-Dopa). Para ello es esencial reducir el consumo de proteínas y no abusar de de grasas saturadas. Y habría que apostar por consumir legumbres, habas verdes o plátanos.

No se trata de ningún tratamiento ni de una fórmula para curar el Parkinson, pero los estudios más recientes confirman que seguir un estilo de vida saludable, con una alimentación adecuada y la dosis de actividad físico retrasa significativamente la aparición de la enfermedad.

Otro de los estudios publicados en el Journal of Neurology and Psychiatry confirma que muchos de los pacientes que se someten a una estimulación cerebral profunda para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson presentan posteriormente sobrepeso u obesidad. Concretamente más del 80% de las personas que participaron en el estudio mostraron sobrepeso u obesidad posteriormente.


Sobre esta noticia

Autor:
Terapiaobesidad (127 noticias)
Fuente:
web.terapiasobesidad.es
Visitas:
1628
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.