Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Octavio Aristeo López escriba una noticia?

A la deriva y la casa tomada

12/05/2014 06:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las leyes secundarias para reglamentar las reformas constitucionales: educativa, telecomunicaciones, energética, política electoral, están a la deriva y se pueden extraviar por cortinas de humo y las malas compañías distraen para perder el objetivo de las reformas

 

Por Octavio Aristeo López

 

El exgobernador de Querétaro y Senador de la República, pronuncio una frase que refleja la situación política de México: el PRI “no se va a extraviar”. El PRI no va a perder el camino, no se va a perder en la niebla ni por las malas compañías, esto quiere decir que tiene la mirada fija en un objeto determinado: espíritu y la letra de la reforma constitucional.

¿Quién o quiénes son las malas compañías del PRI? Es cuestión de indagar.

¿Podemos conocer el rumbo del PRI?, si “Allá abajo, sobre el río de oro, la canoa derivaba velozmente, girando a ratos sobre sí misma ante el borbollón de un remolino” (Horacio Silvestre Quiroga Forteza (1879-1937; escritor uruguayo del cuento latinoamericano naturalista. Cuento a la Deriva). El PRI está en un remolino a la deriva y extraviado.

Por ello se están desviando las leyes secundarias por causas no controlables; son fuertes temporales que lo azotan y no toca tierra; se desplaza lentamente y continúo; está a merced de las olas y de los ventarrones; sin rumbo fijo, está a merced de las circunstancias sin control. A pesar de que el congreso mexicano tiene una fecha límite para aprobar estas reformas: el 30 de junio de 2014.

Pero, se está saliendo de control la aprobación de las leyes secundarias, porque no tienen sustento social. Ya los llamados de auxilio no funcionan “—¡Compadre Alves! ¡No me niegue este favor! —clamó de nuevo, alzando la cabeza del suelo. En el silencio de la selva no se oyó un solo rumor. El hombre tuvo aún valor para llegar hasta su canoa, y la corriente, cogiéndola de nuevo, la llevó velozmente a la deriva.” (Horacio Silvestre Quiroga Forteza. Cuento a la Deriva).

Las leyes secundarias para reglamentar las reformas constitucionales: educativa, telecomunicaciones, energética, política electoral, están a la deriva y se pueden extraviar por cortinas de humo y las malas compañías distraen para perder el objetivo de las reformas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ya emitió sus comentarios en la iniciativa de ley en telecomunicaciones como violatoria a los derechos de libertad de expresión. El PRI se levantó de la mesa de negociaciones sobre la reforma política electoral.

“El paisaje es agresivo, y reina en él un silencio de muerte. Al atardecer, sin embargo, su belleza sombría y calma cobra una majestad única.” (Horacio S. Quiroga F. Cuento a la Deriva).

Existen atardeceres sombríos y discursos agresivos. A la deriva están las leyes secundarias, están empantanadas con niebla, esto sin duda a una probable paralización de la política ante las circunstancias en que viven cada uno de los partidos políticos en su interior: el veneno de la mezquindad está presente y se enconan prácticas autoritarias.

“El hombre pisó blanduzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con un juramento vio una yararacusú que arrollada sobre sí misma esperaba otro ataque.” (Horacio Quiroga, A la deriva)

Las movilizaciones sociales son necesarias para construir nuevos caminos en los cambio

Por supuesto, que la serpiente yararacusú, no es natural de México, es de Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Argentina, pero se puede importar, más no es necesario porque aquí existen también serpientes venenosas semejantes a la serpiente yarará, que mide un metro con cincuenta centímetros, y puede alcanzar los dos metros de longitud, es de muy alta agresividad, y su veneno es de acción rápida, por la que, son sumamente peligrosa. Son muy peligrosas, pero efectivas contra las ratas, por lo mismo no puede considerarse enemiga, porque es un control natural a la sobrepoblación de ratas.

Por consiguiente, las movilizaciones sociales son necesarias para construir nuevos caminos en los cambios, en las reformas, porque los partidos políticos corrompidos están alejados del sentimiento social. Solo es evitar a los catastrofistas y no caer en los escenarios de esta corriente que impide los cambios que necesita México. Las organizaciones sociales ya no aceptan la represión sistemática.

Al respecto señala el escritor argentino nacionalizado francés, Julio Cortázar (1914-1984), en su texto literario Casa tomada escrito en 1951: “Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia.”

Los catastrofistas son de tendencia ideológica neoconservadora. “No necesitábamos ganarnos la vida, todos los meses llegaba la plata de los campos y el dinero aumentaba.” (Julio Cortázar, Casa tomada.)

A pesar de ello la democracia ha salido avante ante propuestas autoritarias de los partidos políticos que se oponen a reglamentar las reformas constitucionales; provocan movimientos sociales adecuados para corregir los errores de lo que no se está haciendo los cambios correcto que necesita la sociedad.

“La víbora vio la amenaza, y hundió más la cabeza en el centro mismo de su espiral; pero el machete cayó de lomo, dislocándole las vértebras.” (Horacio Quiroga, A la deriva).

Ahora, necesitan un buen mago, que sea eficiente en distraer a la audiencia. Necesitan a un buen ilusionista, por supuesto, que una de las herramientas usadas y son las encuetas, las gráficas, pero ya no son de utilidad. Necesitan tejedores de ilusiones en medio del polvo.

“Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mí se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos. Era hermoso….Hay demasiada tierra en el aire, apenas sopla una ráfaga se palpa el polvo en los mármoles de las consolas y entre los rombos de las carpetas de macramé; da trabajo sacarlo bien con plumero, vuela y se suspende en el aire, un momento después se deposita de nuevo en los muebles y los pianos.” (Julio Cortázar, Casa tomada.)

 

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales,

Universidad Nacional Autónoma de México.

Oaristeolopez@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Octavio Aristeo López (23 noticias)
Visitas:
1267
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.