Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salto Noticias escriba una noticia?

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI, prueba (conducción y dinámica)

25/02/2011 19:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI

En la primera parte de la prueba del Audi A3 Sportback 1.4 TFSI hemos visto que destaca por su calidad y habitabilidad, con la pega de un diseño al que obviamente se le notan los años.

En esta segunda parte lo analizaremos en marcha, además de revisar las opciones con las que puede contar. Pondremos especial atención en su motor 1.4 TFSI y a su cambio S-Tronic de doble embrague y 7 velocidades. Un pequeño anticipo: corre más de lo esperado, pero también consume más de lo que nos gustaría.

Interactuando con el Audi A3

Comenzamos, nos subimos al coche. Los asientos son cómodos, muy bonitos en su diseño y con muy buen agarre. La posición de conducción es más alta que en el BMW Serie 1, en el A3 tenemos cierta sensación de llevar un coche algo alto.

El pedal del acelerador está fijado al suelo, y tenemos una gran superficie para apoyar el pie izquierdo, lo que resulta especialmente útil en un coche automático.

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI

Los espejos retrovisores son de tamaño bastante grande y la visibilidad es buena, aunque sólo el retrovisor izquierdo cuenta con un área convexa, y se echa de menos en ambos. Tienen un pequeño punto en la carcasa en la que podemos ver si el intermitente está activado. En la unidad probada no son plegables eléctricamente.

Cuenta con un control de velocidad muy agradable en su uso, mediante una única palanca en la que puedes fijar la velocidad, resetearlo, etc. Es interesante subir y bajar la velocidad fijada de forma automática: un toque hacia arriba es un kilómetro por hora, pero si se mantiene pulsado dos segundo sube hasta la siguiente decena. Por ejemplo, de 103 a 120 km/h bastaría con tenerlos dos segundos pulsado.

El limpiaparabrisas también es automático, con un primer modo automático regulable en sensibilidad y dos modos manuales de mayor o menor velocidad. Al tirar de él sale el agua, pero antes de que moje el cristal el limpiaparabrisas ya está realizando el primer barrido, un punto en contra ya que puede rayar el cristal y además resulta desagradable.

Prueba del motor 1.4 TFSI de 125 CV con S-Tronic

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI

En cuanto a comportamiento en carretera hay que decir que el tacto de la dirección es algo blando de lo que nos gustaría, al igual que la suspensión (es la de serie, no es deportiva). Lo que no quiere decir que el A3 sea inestable o no pueda negociar bien las curvas, de hecho se nota que tiene un agarre bueno. Se balancea más, pero a la hora de acercarlo a sus límites en una curva responde correctamente.

El motor es un 1.4 TFSI (turbo gasolina) de 125 CV. Lleva asociada una caja de cambios S-Tronic de doble embrague y 7 velocidades, denominada DSG en Volkswagen y SEAT. Incluso para alguien que no es simpatizante de las cajas automáticas como yo debe admitir que la S-Tronic de 7 velocidades es agradable, ágil y divertida, de lo mejor que podemos encontrar en un coche de gama no deportiva.

Tiene una posición D que tiende a utilizar siempre marchas largas para reducir el consumo. Es realmente curioso que a 65 km/h ya estamos en séptima si estamos en llano y a punta de gas. Sobre todo llama la atención a los que todavía no habíamos conducido un coche con siete marchas, en un mercado donde la mayoría de los consumidores todavía se sorprenden al ver uno con seis marchas.

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI

Si movemos el pomo a la derecha pasamos a modo manual, en la que podemos subir y bajar marchas mediante la palanca de cambios o mediante las levas. El tacto de subir y bajar marcha con la palanca es muy agradable, ese ‘ tic’ con la dureza y el recorrido perfecto.

Por último tiene un modo S (Sport), para activarlo hay que pulsar un botón en el pomo y tirar de él hacia la última posición. Con él se tiende a utilizar una relación de marchas más corta, para poder alargar más cada una y revolucionar el motor.

Llama la atención que a lo largo de la prueba me parece tener una potencia superior a la esperada, pero su consumo también es mayor que el que esperaba. No tiene una gran patada pero sí una gran progresividad. Si tuviese que adivinar la potencia sin saberla, mi respuesta estaría más cerca de los 140 que de los 125.

El 1.4 TFSI satisfará las necesidades incluso de quien este acostumbrado a mas potencia. Gracias al turbo es muy suave y agradable, nada ruidoso, y además el aislamiento acústico contribuye a ello. Y para quien busque un coche con potencia básica, que no descarte el 1.2 TFSI de 105 CV, posiblemente la potencia percibida que yo me esperaba en el 125 casi sea la que tenga el 1.2.

Consumo del Audi A3 1.4 TFSI

Es cierto que parece tener una potencia superior a la esperada, pero su consumo también me ha parecido algo más elevado de lo que esperaba. Homologa un consumo de 5, 6 litros cada 100 km, al que no he conseguido ni acercarme de forma puntual.

A velocidades legales en autopista nos podemos quedar en 7, 6 litros a los 100 km, y a poco que nos pasemos sube a 8 litros. En carretera, con un uso normal y en modo automático, el consumo puede rondar los 6, 8 litros. En su favor hay que decir que la unidad probada tenía 9.000 kilómetros cuando la cogí, todavía tiene algo de margen para reducir ese consumo.

Audi A3 Sportback 1.4 TFSI

Cuenta con un sistema de arranque y parada automático, bastante ágil aunque penaliza un poquito el tiempo si queremos hacer una arrancada rápida. Es el primer Start& Stop que pruebo con una caja automática, y me he llevado una pequeña sorpresa. Cuando utilizamos un cambio manual y nos detenemos sólo un segundo (por ejemplo un atasco o un semáforo que ya ha abierto pero tenemos un coche delante), basta con no soltar el embrague para mantener el coche encendido.

Sin embargo con una caja automática esto no es tan sencillo porque no tenemos embrague. Es posible mantener el freno ‘ a punta de gas’ , de forma que el coche no se mueva pero esté a punto. Y obviamente podemos desconectar el sistema en un botón.

Mañana, la tercera parte.

En Motorpasión Audi A3 Sportback 1.4 TFSI, prueba: interior y exterior

imageimageimage

image


Sobre esta noticia

Autor:
Salto Noticias (704 noticias)
Fuente:
saltonoticias.com.uy
Visitas:
1807
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.