Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Aspirantes a concejales, no se escondan, trabajen a favor del bien comunitario

19
- +
10/11/2018 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ética como disciplina filosófica que tiene por objeto los juicios de valor cuando se aplican a la distinción entre el bien y el mal,

Aventis

Hay que escuchar muy de cerca a los candidatos en las entrevistas personales transmitidas en radio, televisión o publicadas en la prensa. Es allí donde encontraremos el fondo de la intención política del aspirante a ser elegido y, lo que es más importante, su base ética, que será el eje central de su mandato desde el solio de su cámara. El entrevistador tiene la obligación de escrutar el fondo ético del candidato, para que los votantes tengamos un indicio bastante seguro de la clase de gobernante que sería.

Tanto la moral, como el derecho y los usos sociales, forman parte de un todo mayor: la ética. Hablar de los principios éticos de un candidato es hablar sobre su interpretación del bien y del mal. Cada uno de sus actos está obrando directa o indirectamente sobre una vida: “Nunca se roba algo, se le roba a alguien”.

La ética como disciplina filosófica que tiene por objeto los juicios de valor cuando se aplican a la distinción entre el bien y el mal, tiene que ser el conductor más importante de alguien que pretenda dirigir los destinos de una nación y de sus ciudadanos. Una persona cuya trayectoria política y personal puede ser cuestionada debería enviar señales de alarma, que el votante debe tener muy en cuenta en el momento de depositar su voto.

La política es la ciencia social y práctica cuyo objeto es la búsqueda del bien común de los integrantes de una comunidad. Propugnar por el bien común no es solo la tarea del candidato, sino también será su razón de ser al llegar a ser electo

Por lo tanto, es el bien común el principio y fin ético de la política. Será bueno todo aquello que beneficie, tienda, acreciente o promueva el bien común. Será malo todo aquello que tienda a perjudicarlo, disuadirlo, disminuirlo o en cualquier forma atrofiarlo.

La campaña negativa, cuyo objeto es demoler al opositor sin parar mientes en el daño moral que su retórica implica, habla muy mal de la base ética del agresor y el objetivo perseguido por él y su partido político, puede volverse en contra suya, al generar opinión adversa entre los votantes, cuya mayoría consideran que una campaña orientada a desprestigiar al rival carece de ética y daña el sistema democrático. Es también generalmente aceptado que una campaña negativa afecte a quien la genera, restándole credibilidad y confianza.

Los votantes queremos que los candidatos conduzcan sus campañas en base a temas específicos de interés nacional y local, libres de ataques personales negativos. Los candidatos que así se conduzcan se ganarán la confianza y, eventualmente, el voto de los ciudadanos, particularmente de aquellos indecisos o que anteriormente han preferido no votar.

¿Votaremos entonces por un candidato honesto y con ética?

Por lo tanto, su conducta será éticamente positiva siempre que el candidato conduzca su campaña conforme a las costumbres sociales y normas jurídicas vigentes, y cuyos principios morales, que por naturaleza indican qué es lo bueno, no queden solo en el campo de la abstracción o el conocimiento, sino que los concrete mediante su observancia.

Según el Diccionario de la Lengua Española, conducta, entre otras acepciones, es la manera con que los hombres gobiernan su vida y rigen sus acciones. El candidato, como persona, es un ser libre, capaz de autodeterminarse y que actúa según sus principios éticos, factor importantísimo para seleccionarlo o rechazarlo.

 O nuevamente por la corrupción. Se los dejos de tarea…

Si el país quiere superar los escollos de una economía limitada y en la actualidad, en reducidas circunstancias solo hay un camino para seguir y ese es fomentando la educación. El Estado invierte recursos más que suficientes para dotar a los jóvenes con una formación de primer mundo, pero lamentablemente la mediocridad está minando el impacto del dinero que aportan con tanto sacrificio los contribuyentes. Necesitamos educadores mejor tratados y más motivados si queremos evitar la mediocridad.

Si bien es cierto que los padres son claves en la formación de los hijos, no se puede permitir que el hecho de que un niño proviene de un hogar de limitada capacidad cultural sea la excusa para que este no prospere en el sistema educativo.

El crecimiento económico acelerado y compartido es una herramienta indispensable para enfrentar y vencer los graves problemas que vivimos. Para lograrlo debemos avanzar en muchos campos para tener una mayor y mejor utilización de nuestra fuerza laboral, para aumentar el ahorro doméstico y asegurar altos niveles de formación de capital y para lograr un crecimiento más rápido de la productividad.

La formación de capital humano, la capacitación y el reentrenamiento de la fuerza laboral son herramientas de la mayor importancia en la consecución de este objetivo.

El estancamiento de la pobreza y el incremento en la desigualdad que venimos sufriendo es en mucho resultado de una economía partida en dos. Nuestra economía dual muestra por una parte un sector moderno y dinámico exportador de bienes y servicios; que demanda trabajadores con educación al menos de secundaria completa, con ventajas para las personas con dominio de otro idioma, y habilidades literarias, numéricas y tecnológicas. Por otra parte, un sector tradicional con poco dinamismo, que no genera empleo formal suficiente para la población que carece de las habilidades demandadas por el sector generador de empleo.

Elijamos mejores c9oncejales, todavía están silencio atroz, no lo conocernos en Carabobo a favor del pueblo, ojalá no sean un Márvez. Nuestro actual alcalde, en Carabobo- Venezuela, todavía no le conocemos en nuestra barriada, muy cerca de la Alcaldía de Valencia.

Los votantes queremos que los candidatos conduzcan sus campañas en base a temas específicos de interés nacional y local

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (731 noticias)
Visitas:
114
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.