Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Los anillos de fuego, lo emocional en la pareja

11/03/2018 20:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más, en este tiempo.¿Qué hacer? Ya no basta ir a un Centro Comercial y dar una vuelta en cada piso y descubrir el regalo de cada tienda

Fusión y Convivencia

 

¿Qué hacer? Ya no basta ir a un Centro Comercial y dar una vuelta en cada piso y descubrir el regalo de cada tienda. El lugar seguro para descubrir nuestros sentimientos, se esconde cada día debido al síndrome político que estamos padeciendo. En las relaciones de pareja se tramiten todas las emociones: alegría, regocijo, ternura, rabia, miedo o tranquilidad, entre otros. La pareja es, finalmente, el lugar por excelencia de los sentimientos. Aunque esto es muy valioso, también puede resultar dañino si estas emociones no se manejan en su justa medida.

Más, en este tiempo.

Hace tres años, con mi esposa e hijos recorríamos tres o cuatro centros comerciales observando los productos ofertados, era comprensible, sabíamos enfrentar con serenidad los problemas suscitados y la intensidad vivida era fortificante, luego, al salir íbamos a una tienda de ventas de pollo asado, acompañado de pizzas y refrescos.

Hoy, canalizar las emociones, depende de nuestra adecuación al ambiente y guardar el respeto y la consideración por la pareja.

En este sentido, Thais América me hizo feliz, me permitía comprar para el hogar, cualquier instrumento o herramienta que fuese útil.

En realidad, la mayor parte de las habilidades para tener bienestar, armonía y tranquilidad en la relación son de carácter emocional. Con mucha frecuencia la vida juntos se deteriora por la aparición descontrolada de los impulsos y los sentimientos, la dificultad para decir lo que sentimos, la agresividad frente a algo que nos disgusta o la apatía para expresar el afecto y el cariño. Algunas veces, son nuestros nietos, quitan un espacio de tiempo muy precioso en nuestra intimidad y relación familiar

Las parejas que desarrollan habilidades de la inteligencia emocional, aumentan la probabilidad de bienestar, cercanía y disfrute en la relación.

 

En las relaciones afectivas entran en juego muchos aspectos que tienen que ver con algunos de los anhelos más profundos de la pareja que es estar acompañado, ser amado, sentirse respetado y, en últimas, ser felices. Sensibilizarnos a estas diversas dimensiones de la relación afectiva implica necesariamente atender, comprender y aprender a conectarnos con nuestros sentimientos, pensamientos y estados de ánimo, así como con la manera en que estos afectan nuestro comportamiento.

Se trata de atender conscientemente a los diferentes momentos emocionales, identificarlos y buscar la mejor manera de enfrentarlos.

Muchos hemos experimentado las sensaciones que produce emprender una discusión en plena noche o en medio de las ocupaciones cotidianas. Los conflictos, los desacuerdos y las discusiones que se dan en la convivencia producen una serie de emociones negativas como angustia, intranquilidad y temor, entre otras.

A su vez, cada una de estas emociones fuertes contiene en sí misma un impulso para la acción que puede traducirse en agresividad, aislamiento o apatía. El reto está en no dejarse arrastrar por estas emociones dejando que se vuelvan escaladas de emociones, reacciones y actitudes negativas, es decir, yo reacciono, tú reaccionas, y así sucesivamente hasta cuando caemos en un círculo vicioso de agresión, humillación, indiferencia o descalificación, entre otros.

Dejemos correr los sueños, coloquemos una Biblia al lado de la cama y alejémonos de los círculos viciosos que traen malas energías y vibras espirituales. Superemos esta etapa y vayamos cada día o primer día de la semana a la Asamblea Evangélica local y atendamos los asuntos de Dios, luego al salir, un buen café sería magnífico.

Antes de casarme con Thais América, la madre de mis dos hijos tuve dos pretendientes, la primera una prima, a quien siempre le llevaba algo del momento y la segunda, a Dorcas le llevaba un ramo de flores, dos meses al mes y las otras dos semanas de ese mismo mes, chocolates y dulces que su hermana Orfa no se lo entregaba o se los quitaba de su resguardo en la habitación, La atención, quiero referirme, es muy importante en cada relación de pareja.

Con Thais, siempre salimos juntos hasta el momento de su despedida, no he logrado superar su ausencia, fue la mujer perfecta para mí.

La comunicación, que abarca mucho más que las palabras, con frecuencia se convierte en la principal dificultad de las parejas. Terminan sintiendo la convivencia como algo insoportable, cuando en realidad enfrentan ciertas fallas en su manera de comunicarse que pueden ser superadas.

Es muy importante mejorar la habilidad para comunicar nuestras emociones, porque de lo contrario se agudizan los problemas y se generan círculos viciosos que pueden terminar por destruir los vínculos afectivos.

Así que no perdamos la noción de nuestra realidad y no permitamos la actuación de terceros

Aunque no lo parezca, son las pequeñas acciones las que hacen la diferencia en la convivencia. Las palabras que usamos, el tono de voz en que las decimos y el contexto en que las ponemos pueden marcar una gran diferencia a la hora de entablar comunicación con el otro.

La empatía es lo mejor en una pareja la capacidad de ponernos en el lugar del otro para salirnos de nuestro marco de referencia y entender la perspectiva de la pareja. Aparte de mejorar la comunicación y la interacción en la relación es una habilidad clave para llevar a cabo proyectos comunes sin comprometer el bienestar de cada uno y sus proyectos individuales.

Soy viudo. Antes de partir mi esposa en Jesús, ella pudo observar mi inquietud y me mando a volar lejos, que cuidara del varón, muy apegado a ella y el más débil Pero que no me quedara a vivir en casa de alguno de ellos. Siempre le he trabajado al gobierno y tuve la precaución de conseguirle un puesto laboral en la alcaldía con un amigo, Yostón Ramírez. Así, conocí a Chila, una historia con ella que me llevo a escribir 24 capítulos de un relato, bajo el nombre de los Anillos de Fuego, una relación afectuosa, pero, el tiempo indicó otra vereda.

 

Por eso esta razón, es valioso empezar por observar con atención la manera en que nos relacionamos con el otro. ¿Comprendemos realmente lo que la pareja necesita? ¿Nos esforzamos por saber cómo se siente, qué lo pone triste, contento o enojado? ¿Tengo conciencia acerca de cómo le afectan mis acciones? Los errores se pagan duro que parten el corazón, pero un cristiano debe vivir en pareja para glorificar a su Dios.

El vínculo con nuestra pareja, debe ser amplia, más allá de lo físico, es también emocional y espiritual Se supone que tú y tu cónyuge estáis para amaros y apoyaros mutuamente en la mayoría de los aspectos de la vida. Somos el confidente del otro, además de compañeros. Pero ¿qué sucede cuando un cónyuge deja de estar totalmente presente emocionalmente? ¿Y si uno de los dos pide más disponibilidad emocional y más conversación sobre sentimientos de lo que el otro se siente preparado para ofrecer?

, mi suegra, Doña Cecilia, siempre me lo indicaba en la salita de su residencia y, en su casa compartí casi dos años, me preparaba los almuerzos, mi esposa thai siempre trabajo y me siento mal, cuando voy a los bancos a cobrar su mesada por concepto de ser sobreviviente, en mi país, Venezuela son dos salarios.

Se acaba de abrir la puerta de la sala en casa de mi hija, un fuerte viento entro, mientras escribo estas notas y absorbo un vaso de café, ya tengo el pelo largo, me desligo de muchas cosas después de su partida hace dos años, enamorarse es un punto de reflexión.

Deseo irme a Indonesia, París o a Cuba, o irme más allá de Caracas, ya esta ciudad no me atrae, tengo dos años encerrado en casa de mi hija Rebeca.

Paris, a que mi amiga Emy Méndez, accionista del diario Le Monde y como hablo y escribo francés es fácil dedicarme, ya mi otra amiga Nailette Conde Rojas se fue a trabajar con ella y se casó con un francés y reside en Reino Unido, a la vez, frente a un negocio de árabes que visitaba, logre aprender algunos vocablos de ese idioma y toda la Unión Europea residen personas provenientes del Oriente Medio y África.

Dorcas, reside en Texas(Houston) y ejerce su profesión de médico anestesista.  Mis dos hermanos residen en EEUU junto a mi mamá, hija de descendientes españoles directos.

De Cuba, en Holguín a que una familia muy apreciada, me ofrecieron trabajo allá, la Doctora, ( Me reservo el nombre por asuntos diplomáticos y gobierno) me ofreció su vivienda y siempre su invitación está en curso, las condiciones del gobierno cubano son excelentes y los franceses, españoles y norteamericanos han logrado darle una mejor dinámica al país, papá vivió unos buenos años en Cuba, tengo un hermano mayor de Santa Clara y por último está el mar de Venezuela, sus playas esperándome para vivir en un pueblo costero, soy de Puerto Cabello.

Deseo, reposar junto al mar, o irme definitivamente a Indonesia.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (477 noticias)
Visitas:
3733
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.