Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gl1522857547365 escriba una noticia?

Adormecimiento en la Iglesia

18/04/2018 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Equivocación en la Iglesia? Si, están equivocados, lo que ellos ven como paz es más bien castigo y muerte, tiempos de bonanzas ven, pero tiempo de asolamiento es

ADORMECIMIENTO EN LA IGLESIA.

 

Estando un día en la congregación de los hombres, fui testigo de esto: Los pastores de las Iglesias de los hombres piensan que estos tiempos son tiempos buenos, tiempos de paz, tiempos en los que el Cristiano puede salir a las calles y predicar a Cristo sin temor a represalia, a rencores, sin temor a persecuciones; Dicen ellos, que estos tiempos no son como los que vivió la Iglesia primitiva, tiempo en donde a aquellos que hablaban de Cristo les perseguían, les encarcelaban y les mataban de distintas formas crueles.  Cuando escuché aquellas palabras me quedé asombrado, no porque aquel hombre estuviera descubriendo algo asombroso, o porque yo no supiera de las persecuciones de las que fueron víctimas mis primeros hermanos; Sino que, me asombró comprobar aquello que de hace tiempo ya había concluido, que la Iglesia de los hombres se encuentra dormida, sometida a un bonito, placentero, pero pesado sueño; Es escalofriante ver cómo estos pastores engañan a sus ovejas, muchas de las cuales a la verdad buscan verdaderamente el don celestial de nuestro Dios.

 

¿Qué diré yo como respuestas  a aquellas falsas afirmaciones? Que en los planes de Dios no está programado ningún tiempo de bonanza en este tiempo, que este tiempo es tiempo de oscuridad y sufrimiento, que el tiempo que ellos llaman de bonanza es un tiempo más bien catastrófico para la Iglesia, un tiempo en el que el enemigo toma ventaja, un tiempo en el que el enemigo ha tomado el control de todo fundamento humano que se haga llamar Iglesia; ¿Cómo es eso? En verdad es cierto lo que aquel Pastor habló, en cuanto a que en este tiempo puede verse cómo los llamados “Cristianos” predican y nadie les dice nada, en muchos países así es, aunque  también es verdad que en países del medio oriente la situación es distinta y opuesta; Pero hablemos de las naciones en donde supuestamente el evangelio se predica libremente, diré yo: Es verdad que la Iglesia primitiva fue objeto de persecuciones, de violencia, de matanzas, y de tratos crueles e inhumanos, claro que lo es; Y también es verdad que hoy vemos a las Iglesias de los hombres que se establecen en la nación que deseen, y que en cada ciudad encuentras una Iglesia en cada esquina, sí, claro que es verdad, a como también es verdad que se habla libremente de Cristo en las calles y nada pasa, más bien la gente opina que tales acciones son buenas para las comunidades, porque ayudan a la pacificación de las calles y de las sociedades; Pero, ¿en verdad esto es bendición de Dios? ¿A caso no se han hecho la pregunta del porqué eran perseguidos aquellos primeros Cristianos? ¿No se han preguntado por qué no son perseguidos ahora?, ¿No se han hecho la pregunta de por qué si Cristo dijo que serían aborrecidos hoy no lo son?, pregúntese cada quien ¿Por qué ayer hubo persecución y por qué ahora no? Y la respuesta será sencilla, porque aquellos primeros en verdad predicaban a Cristo; Y ahora predican a un Cristo distinto, un Cristo que habla a favor de este mundo, que predica de una sociedad en paz y en tranquilidad, un Cristo que intercede por las guerras, por los desastres naturales, por las controversias políticas, ellos predican a un Cristo Político, uno que debe figurar en las constituciones políticas de los países del mundo, un Cristo permisivo, un Cristo que educa a los hombres para vivir en este tiempo, un Cristo familiar, un Cristo que ayuda a conseguir trabajo, que estabiliza económicamente a las personas, uno que no quiere ver enfermos en la sociedad; Este Cristo que se predica es uno que busca estabilidad familiar, que insta a los hombres a amar este tiempo, que procura  que este mundo no se destruya, un Cristo que lucha por la paz mundial, un Cristo que funda Universidades y colegios en donde se enseña ciencia humana, un Cristo que exige títulos universitarios de Teología a sus pastores, un Cristo que ama los templos de mármol y con belleza abismal; Ellos predican a un Cristo que se lleva bien con este mundo, que lucha por las causas de este mundo; Así que, ¿Cómo podrá haber persecución a quienes predican de este Cristo? Si este Cristo busca lo mismo que las masas, vivir tranquilo, con trabajo bien asalariado, en unión familiar, en un mundo sin guerra, en una sociedad menos corrupta, en fin, ¿A qué persona del mundo no le gusta que le prediquen a un Cristo así? Un Cristo que le enseña a lidiar con los hijos, el trabajo y la esposa, un Cristo que únicamente pide presencia en los templos, uno que sólo pide que no tengas vicios dañinos, un Cristo que te saca en parte y en parte te deja en el mundo, claro, ¿Cómo podría haber persecución? Si se predica a un Cristo Político, uno que gusta aparecer en las constituciones políticas de los Países, uno que gusta educar conforme a los rudimentos del mundo.

 

Los primeros Cristianos predicaron el Reino de Dios, el cual a como está escrito, ya está entre nosotros, y por lo tanto Cristo reina desde ya; Entonces los gobernadores y los ejércitos les perseguían porque temían ser desplazados en sus reinos terrenales; Aquellos predicaban un Cristo enérgico, uno que no se guarda nada con respecto a este mundo, uno que desnuda al mundo en su inmundicia, en su corrupción, en su idolatría, uno que desviste a todo aquello que es falso, uno que hacía ver la vergüenza de los falsos, que no le importa pararse al frente de cualquier ser humano y decirle “Hipócrita”, uno que no inclinaba su rostro ante los dignatarios sacerdotes, uno que hablaba sin tapujos ante gobernantes y sacerdotes, uno que anunciaba verdad no de este mundo, es uno que no educa para este reino sino que educa para su reino, uno que hacía ver más cerca la catástrofe que para este mundo se avecina, no uno que hace ver más lejos el final de los tiempos; Entonces en aquellas sociedades cuando oían de este Cristo que se oponía a todo lo que ellos veían bueno en este mundo, entonces detestaban a quienes hablaban aquellas cosas, y los acusaban de traición y de sedición, por anunciar el advenimiento de un reino perfecto haciendo ver así como defectuoso el reino de los hombres que gobernaban en aquellos tiempos; Y claro, aquello era una amenaza, entonces las persecuciones no se hacían esperar y las matanzas mucho menos; Pero ahora no es así, hoy vemos en las Iglesias que sus enseñanzas son cual si viésemos un colegio humano, en donde enseñan valores familiares, sociales, donde enseñan educación matrimonial, educación laboral, educación social, educación moral y ética; Estas son las cosas que enseñan en las Iglesias de los hombres, las cuales son cosas que enseñan en cualquier institución humana, y como son cosas de intereses humanos entonces ¿Quién estará en contra de ellas? Todos buscan esas cosas, hacer este mundo más perdurable, esto es lo que buscan, hacer un mundo mejor, y por supuesto que suena bonito, entonces estos hacen ver la lucha de Cristo como la lucha por hacer un mundo bonito y distinto, pero esa no es la razón de nuestra lucha, sino más bien esperamos la destrucción de toda mala raíz humana, que el ser humano sea revestido y que la tierra sea revestida, pero para ser revestido, esta vez con vestiduras limpias, puras y blancas ¿No es necesario quitarnos la vestidura anterior? Y para que la tierra sea revestida ¿No le es necesario remover toda la impureza mediante el fuego consumidor que proviene de Dios? ¿A caso alguien se pone otra vestidura sin antes lavarse de sus impurezas? Y ¿A caso remover las impurezas de la tierra no merece hacerla pasar por el fuego de destrucción? ¿Acaso para construir una nueva casa no es necesario destruir la anterior? Sabemos que es necesario que este mundo perezca y sea destruido, pero si en lugar de su necesaria destrucción predico para enderezar las cosas torcidas de éste mundo ¿Quién me dará persecución?; Pero los que dicen predicar a Cristo en este tiempo, lo que han hecho es una lucha por hacer perdurable este tiempo, una manera de dilatar el proceso de revestimiento del nuevo mundo, a ellos digo:

 

Así se nos escribe: “¡Ay de los reposados en Sion, y de los confiados en el monte de Samaria, los notables y principales entre las naciones, a los cuales acude la casa de Israel!  Pasad a Calne, y mirad; y de allí id a la gran Hamat; descended luego a Gat de los filisteos; ved si son aquellos reinos mejores que estos reinos, si su extensión es mayor que la vuestra,   oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad.  Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero;  gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David;  beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos; y no se afligen por el quebrantamiento de José.  Por tanto, ahora irán a la cabeza de los que van a cautividad, y se acercará el duelo de los que se entregan a los placeres.  Jehová el Señor juró por sí mismo, Jehová Dios de los ejércitos ha dicho: Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella.  Y acontecerá que si diez hombres quedaren en una casa, morirán” (Amós 6:1-9) Empezaré diciendo ¿Quiénes son los reposados en Sion? ¿A caso no son aquellos que dicen que hoy vivimos tiempos de bonanza? ¿No son aquellos que creen que ya han conocido la verdad y de la verdad no han conocido nada? ¿No son acaso aquellos que creyendo que ya conocen el fin han armado teorías acerca del advenimiento del fin de los tiempos? ¿No son los reposados aquellos que creen que ya alcanzaron salvación y por ello hoy se dedican a educar a sus miembros en sus vidas familiares y sociales a fin de hacer un mundo mejor? ¿No son los reposados aquellos que creen que la no existencia de persecución en este tiempo es bendición de Dios? ¿No son los reposados aquellos que piensan que la lucha de Cristo es la misma lucha de los pueblos del mundo?, los reposados son aquellos que han sido atraídos por la paz que les ha ofrecido el mundo, el rey de este mundo ha ofrecido una paz y muchos han encontrado satisfacción en esta paz, pero claro ha sido mi Maestro cuando dijo “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”  ¿Porqué aquellas palabras del Maestro? Porque sabía que un día el mundo ofrecería una paz, y que muchos se enamorarían de aquella paz, y que muchos confundirían aquella paz con su paz, y el tiempo es ahora, porque los hombres que se dicen de Cristo, han asumido que la paz que ellos hoy respiran al “predicar” a Cristo es una paz buena y que dicha paz proviene de Dios, pero ya sabemos que la paz de Cristo es distinta, es una paz no visible, en cambio la paz que ofrece el mundo es visible, Él ha dicho “yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” Él no nos da una paz a como el mundo acostumbra darla, una paz de hipocresía y de apariencia, sino que su paz no es para nuestro cuerpo, sino para nuestro Espíritu, y Él dice “No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” porque en la paz de Cristo hay guerra para el mundo, ¿Cómo es esto? Que mientras la paz de Cristo se establece en el hombre interior, el hombre exterior enfrenta controversias, contiendas, violencias, guerras, por eso Él nos pide que no nos turbemos, que no tengamos miedo, pues su paz es distinta, en su paz la guerra es inevitable, ¿La guerra contra quien? Contra el hombre exterior, aquel que es dominado por el príncipe de la potestad del aire; El hombre que es en Cristo debe vivir en guerra, de lo contrario aún no es de Cristo, el hombre que se dice de Cristo pero que no tiene guerra en su hombre exterior, este aún no es de Cristo, pues aún no ha honrado a Cristo, quien es nuestro padre en la luz, pues el hijo de la luz debe ser repelido por el hijo de la tiniebla, de la misma manera en que Cristo fue rechazado y vituperado, así debe ser el hijo de la luz,  pero cuando esto no pasa, es porque ambos, tanto el hombre interior como el exterior son tinieblas.

 

La corona de Espinas hoy tiene su efecto, hoy las Iglesias de los hombres han sido coronadas, todos las ven con buenos ojos, todos alaban su actuar, sus intervenciones, todos aman a las Iglesias humanas, porque en ellas ven la salida de la violencia de este mundo, no ven a las Iglesias como una entrada a la salvación sino como centros de reformatorio humano, eso es lo que han visto en las Iglesias humanas; Esto ¿Qué es? La corona de Espina que fue puesta sobre la cabeza del cordero, una corona falsa mediante la cual se burlaron de Él, así pues, hoy el hombre pretende burlarse de Cristo, viendo en Él un arma de lucha para sus causas, para la prolongación del reino humano sobre la tierra, la prolongación de este mundo pecaminoso; De lo que no se ha dado cuenta el hombre que dice ser de Cristo, es que todo esto por lo que hoy lucha lo que favorece es  la lucha de Satanás, porque éste lo que busca es que este tiempo se prolongue más y más, lo que busca es que su juicio tarde más en llegar, lo que busca es que el hombre nunca llegue al conocimiento de la verdad plena a fin de que El Señor no dé por concluida su obra; Porque toda esperanza de un mundo justo y lleno de bondad y Gloria está en el hombre en Cristo, pues, los frutos que Dios espera del hombre, es precisamente el conocimiento de la verdad, y en tanto esto no ocurra, el tiempo de la oscuridad se prolongará y la agonía se recrudecerá, por eso su advertencia “oh vosotros que dilatáis el día malo, y acercáis la silla de iniquidad” , de forma que, es el hombre el que dilata el juicio de Dios, porque el hombre no busca el entendimiento de la verdad, y mientras más tiempo tarde el hombre en comprender la verdad, en comprender la voluntad perfecta de Dios, es decir, entre más tiempo tarde el hombre en encontrar el pleno conocimiento de la intención de Dios, entre más tiempo tardemos en descifrar los códigos y los misterios de Dios, más tiempo dilatamos el día malo, que es este tiempo; Entre más lento avanzamos en la comprensión del entendimiento de Dios, más tiempo tarda en fenecer el reino de Satanás, entonces, entre más tardamos en comprender esto, la silla de la iniquidad se acerca más a nosotros, de manera que, como hemos tardado tanto tiempo en la búsqueda de la verdad, y como hemos enfriado el entendimiento, y como nos hemos conformado a la sabiduría de este siglo, entonces Satanás ha acercado tanto la silla de la iniquidad, que la iniquidad misma hoy controla las Iglesias de los hombres.

 

Entonces, no es que estemos viviendo tiempos de bonanzas, como dijo aquel pastor sumido en su ignorancia, sino más bien la Iglesia vive un tiempo de reposo, mas no de buen reposo, sino del reposo perezoso de este tiempo, un reposo no planeado por Dios sino más bien planeado por el adversario a fin de retardar el advenimiento de su juicio,  y es entonces en este tiempo que se cumple lo dicho “Duermen en camas de marfil, y reposan sobre sus lechos; y comen los corderos del rebaño, y los novillos de en medio del engordadero;  gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David;  beben vino en tazones, y se ungen con los ungüentos más preciosos” Porque ciertamente  las Iglesias de los hombres duermen en camas de marfil, en templos preciosos, lujosos, confortables, ahí descansan hoy las Iglesias, las cuales están reposadas, frías, confiadas en que ya todo está dicho, en que ya toda la verdad está manifestada, y que toda verdad es de su conocimiento, confiados están y según ellos tan sólo esperan la venida del Rey, confiados en que su caminar está bien a los ojos de Dios, confiados en que su luz es verdadera, confiados en que ya conocen lo suficiente a Dios y al hijo, confiados en que sus doctrinas son suficiente y que sus ritos son señales de buenas esperanzas; Ellos hoy duermen, y se alimentan de los corderos del rebaño, pues muchos son los que se arrastran en pos de aquellas congregaciones humanas, creyendo que sus teólogos poseen la sabiduría correcta y perfecta, creyendo que sus estatutos son orden de Dios, amando los nombres blasfemos de sus congregaciones, se alimentan de las ovejas del rebaño, a quienes cobran diezmos exuberantes y monetarios, a quienes cobran por sus oraciones, a quienes explotan, a quienes engañan diciendo que Dios le prosperará en sus bienes, y bajo ese engaño los obligan a desprenderse de lo poco que tienen, son déspotas; Ellos hacen tal cual la profecía lo determinó “gorjean al son de la flauta, e inventan instrumentos musicales, como David” Al son de la flauta danzan, según marcha el mundo así quiere marchar la Iglesia de los hombres, si en el mundo hay concursos de belleza en las Iglesias ya hacen concursos de bellezas, si concursos de cantos en el mundo en la Iglesia también lo hay, si en el mundo se exigen títulos universitarios para conseguir un trabajo profesional, en las Iglesias de los hombres no puedes ser Pastor si el título de Teología o de algún instituto bíblico no está entre tu curriculum, entonces, al son del mundo danza la Iglesia los hombres; Si en el mundo para que una institución sea reconocida debe tener personalidad Jurídica, la Iglesia de los hombres para que sea reconocida debe tenerla también, si en el mundo hay galardones vanidosos para los artistas, en las Iglesias de los hombres también se han ideado galardones corruptibles para los artistas que se supone componen sus versos por inspiración de Dios; Entonces, al son del mundo marcha la Iglesia de los hombres; Y si el mundo va dormido, dormida va la Iglesia de los hombres; Así también, si en el mundo hay lucha de género entre hombres y mujeres, también en las Iglesias de los hombres las hay, y así vemos, ya hay pastoras que se han enseñoreado de numerosas congregaciones, aún contrario a lo establecido “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.  Porque Adán fue formado primero, después Eva;  y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.  Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia”, entonces, estas Iglesias dan por inválido este precepto, y según ellos es un precepto fuera de toda actualidad, y según ellos en los tiempos actuales la visión de la Iglesia es otra, como si el tiempo de este mundo para Dios tuviera alguna variante, como si Dios dio facultades al hombre de hacer cambios conforme a los tiempos humanos;   Si el mundo se mueve mediáticamente, la Iglesia también se mueve mediáticamente, y observamos Iglesias dueñas de medios de comunicación en donde hablan aquellos “expertos” reconocidos por sus títulos, por sus reputaciones, donde no cualquiera puede alzar su voz, donde se habla de libertad, y aquella es nula; Marcha la Iglesia conforme marcha el mundo, entonces, ¿Quién podrá darle persecución?. Hoy vemos Iglesias propietarias de grandes inversiones, dueñas de consorcios, poderosas económicamente ¿Quién podrá perseguirlas?; La Iglesia educa y se educa según lo hace el mundo, entonces ¿No son ellos también del mundo?

 

La Iglesia no fue establecida para ser empresaria, la Iglesia de Dios fue establecida para hacer resplandecer la verdad de Dios, y la verdad de Dios es contienda contra los hombres de este tiempo, pero, ¿Ustedes ven tal contienda?; No hay persecución ´por una razón muy sencilla, la Iglesia hala la carreta del mismo lado que Satanás lo hace, porque ¿Acaso el Maestro no dijo “Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.   Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá su reino?” Así que, si el reino de este mundo realmente estuviera dividido ¿No hubiese caído ya? Si este reino que es de Satanás, estuviese dividido no estuviese en pie, pero sabemos que no está dividido, porque las Iglesias de los hombres marchan conforme marcha el mundo, conforme a los propósitos del mundo; Si la Iglesia de los hombres marchara conforme a lo prescrito por Dios, este mundo estuviera ya dividido y asolado, la verdad hace mucho hubiese saltado a la luz, pero sabemos que el mundo ha absorbido a la Iglesia de los hombres, que los intereses de la Iglesia son los mismos intereses del mundo, hacer un mundo mejor, un mundo perdurable, haciéndole más largos los días del maligno.

 

¿Se estableció la Iglesia como una institución política o socia de grandes consorcios empresariales? ¿Fueron establecidos los pastores, Maestros y evangelistas para llenarse de vanagloria, para viajar en aviones privados, para vestir de cuello blanco, para predicar en monumentales templos, para fundar partidos Políticos, para fundar sociedades anónimas disfrazadas de no lucrativas pero que por debajo reciben millonarios donativos? Por eso la advertencia es clara “Abomino la grandeza de Jacob, y aborrezco sus palacios; y entregaré al enemigo la ciudad y cuanto hay en ella” Hoy los hombres no escuchan palabra de Dios si ésta no sale de la boca de un Pastor o un evangelista con vestidura elegante, si éste no tiene o no presenta de previo un título de Teología, si éste no tiene trayectoria en alguna organización humana llamada “Iglesia”, hoy los hombres se vuelcan tras los hombres que predican en los medios televisivos o radiales, tras aquellos que tienen fama, se vuelca la Iglesia tras la vanagloria de los hombres a los que el mundo respeta como que fuesen enviados de Dios, y mucho se equivocan, pues van tras las masas ¿No se han puesto a pensar que si la puerta es estrecha es porque son pocos los que entran? ¿Porqué ir tras las masas? Sepan hombres, que Dios aborrece sus palacios, Él aborrece todas estas grandezas, en balde han construido aquellos monumentales templos, porque en estos templos monumentales la verdad que se predica es casi nula, mas la verdad sin mancha y sin levadura se predica en templos que a los ojos humanos son insignificante, mediante hombres desechados, mediante hombres que a los ojos de aquellos vanagloriosos hombres son malos, la verdad de Dios, la verdad pura, el agua de vida, ésta sale de la roca más insignificante del desierto; Dios abomina toda grandeza humana, no obstante, ¿La Iglesia de hombres que hoy es conocida y vista a los ojos de los hombres, no goza de grandezas? De manera que marchan al compás de este mundo, ¿Si marchan al compás del mundo llegarán a ser aborrecidas?

 

Se nos escribe “Y estoy muy airado contra las naciones que están reposadas; porque cuando yo estaba enojado un poco, ellos agravaron el mal” Dios está realmente airado con las Iglesias humanas, las  que dicen y piensan que viven un reposo, porque para el verdadero hijo de Dios no hay reposo programado en este mundo para su hombre exterior, pues, su reposo está en el reino de los Cielos, en su hombre interior; En este tiempo no hay reposo para el hombre exterior, tan sólo hay reposo para el hombre interior, pues, el hombre exterior debe desgastarse en el sufrimiento de este mundo, a fin de que el hombre interior se goce en la gloria de nuestro Dios; La paz que Cristo nos ha dado es una paz distinta, una que a los ojos del mundo no es paz, pero a los ojos del nuevo mundo es una paz absoluta y perpetua y perfecta. Dios dice que Él ya había bajado su enojo, su enojo había comenzado a bajar para con los hombres de buena voluntad, mas cuando el hombre comenzó a reposar de su obra, cuando sus obreros bajaron el rendimiento, cuando sus obreros dejaron de cosechar sus campos y comenzaron a cosechar los campos del mundo, cuando sus obreros decidieron confundir el trigo con la cizaña, entonces agravaron el mal; Realmente Dios está muy airado aunque ellos respiran paz en su hombre exterior, pero aquello a lo que ellos han llamado paz es más bien guerra, guerra e ira de Dios para con ellos, de tal manera que también se ha escrito “He aquí, yo te entrego en mano de aquellos que aborreciste, en mano de aquellos de los cuales se hastió tu alma;  los cuales procederán contigo con odio, y tomarán todo el fruto de tu labor, y te dejarán desnuda y descubierta; y se descubrirá la inmundicia de tus fornicaciones, y tu lujuria y tu prostitución.  Estas cosas se harán contigo porque fornicaste en pos de las naciones, con las cuales te contaminaste en sus ídolos”; Así que la Iglesia de los hombres ha sido entregada en manos de sus aborrecedores, en manos de aquellos a los cuales antes detestaba, en manos de los que abogan por el mundo, en manos de ellos ha sido entregada, y ellos han tomado todo el fruto de la labor de la Iglesia, han despojado de los campos fértiles a los santos, han tomado para sí todo lo que antes pertenecía a la congregación de los santos, mas por su propia mano es que quedará desnuda la Iglesia de los hombres, descubierta en su inmundicia, en su abominación, y su paz no es un premio, sino más bien un castigo, su falta de sufrimiento no es nada de elogiar, sino que es algo de qué preocuparse, pues, se escribe: “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren”, de modo que, el que no sufre, este no cuenta con bienaventuranza, por tanto, los que se sienten reposados, los que se sienten en tiempos de bonanzas, los que piensan que son libres y predican libremente y nada sufren, estos no gozan de aquella bienaventuranza; Ellos duermen, porque por su pereza, por su falta de voluntad, por su miedo a la persecución; Decidieron deponer la lucha de Dios para la cual fueron elegidos, y decidieron emprender su propia lucha, entonces cayeron en un sueño, y hoy sueñan con la gloria, mas un día despertarán y su sabrán que su sueño era vanidad, porque por eso se escribe “Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando despierta, su estómago está vacío; o como el que tiene sed y sueña, y le parece que bebe, pero cuando despierta, se halla cansado y sediento;” (Isaías 29:8) un dulce sueño es el que hoy viven ellos, armonioso sueño que parece realidad, pero tan solo es eso, un sueño; Sueñan que han conocido la verdad, y he aquí, cuando despierten si es que un día despiertan, sabrán que ni una milésima de ella han conocido; De modo que la paz que se respira, es una paz nociva, una paz que nos ha dado el mundo y no Cristo, no se han dado cuenta que el mundo ha tragado a estas Iglesias.

Tiempo de sueño

 

La palabra del Santo nos dice “Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre” De manera que el verdadero Cristiano, para ser verdadero, debe ser visto como malo entre los hombres, debe ser verdaderamente aborrecido, y ¿A causa de qué debe ser aborrecido el verdadero hombre espiritual? A causa de nuestra lucha, lucha que no es la misma lucha del mundo, porque nosotros no buscamos enderezar el mundo, sino que amamos que el mundo siga su curso según la voluntad del Padre, pues el mundo está torcido y bajo maldición, y los que conocemos la verdad sabemos que tal maldición no acabará sino hasta que se cumpla lo escrito “En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.  Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,   y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes”Es pues, hasta que la santa ciudad descienda del cielo, hasta el trono de Dios descienda,  que la maldición que hay sobre la tierra cesará; De forma que, sabemos que torcido está el mundo, y la maldición no acaba hasta que el mundo se acabe, y que la maldición es aquella de la que se escribió: “maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.  Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo”  De manera que, el verdadero hombre de Dios no busca luchar contra la violencia del mundo, ni contra el desarrollo de la maldad, pues a como está escrito “Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero” así que, no nos alarmamos por estas cosas, ni nos preocupan estas cosas, no buscamos que el mundo se estabilice, ni que el mundo perdure, ni que su economía sea próspera, ni emprendemos lucha por derechos humanos, ninguna lucha de esta u otra naturaleza que persiga la perdurabilidad del mundo buscamos;  No buscamos cambiar ni evitar estas cosas, más bien pedimos que ocurran según la voluntad de Dios, pues, tan pronto ocurran sabremos que el advenimiento del Maestro y Rey se aproxima, mas cuando escuchamos en los púlpitos a aquellos que desean más bien prolongar este tiempo, entonces sabemos que estos son falsos Cristianos, pues han tomado la lucha del mundo, la cual es enderezar lo que desde el principio está torcido no por la mano del hombre sino por la mano de Dios.

 

El mundo ha atragantado a las Iglesias, pero nada de eso me extraña, pues estaba predeterminado así en tanto la Iglesia fuese infante en conocimiento, pues de ello se escribe: “Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;  sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre”, de manera que, entre tanto el entendimiento esté estancado en el hombre, continuará siendo esclavo y estará bajo tutores, los cuales son los que hoy en día controlan las congregaciones; Fue tragada la Iglesia así como Jonás fue tragado por el pez, y por la misma causa fue tragada, por negarse a continuar hablando la verdad al mundo sin temor a los que matan el cuerpo, y entonces, ¿Qué debemos hacer? Lo mismo que Jonás dentro del vientre del pez; “Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo:  Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó;  Desde el seno del Seol clamé,  Y mi voz oíste.  Me echaste a lo profundo, en medio de los mares,   Y me rodeó la corriente;  Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.  Entonces dije: Desechado soy de delante de tus ojos;  Mas aún veré tu santo templo.  Las aguas me rodearon hasta el alma,   Rodeóme el abismo;  El alga se enredó a mi cabeza.  Descendí a los cimientos de los montes;  La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre;  Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.  Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová,   Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo.   Los que siguen vanidades ilusorias,   Su misericordia abandonan.  Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios;  Pagaré lo que prometí.  La salvación es de Jehová.  Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra”  A lo profundo ha sido echada la Iglesia de los hombres, muchas aguas nos han rodeado, el tiempo es y la hora es de acordarnos de Dios, para que nuestras palabras sean oídas hasta su santo templo; De forma que hoy los hombres que dicen ser de Dios, siguen vanidades ilusorias, y abandonan la misericordia que es de Dios, ha dejado el hombre de ofrecer sacrificios al Señor, sacrificios en verdad y en espíritu, de manera que, todos hoy son Jonás, todos tragados por el pez (el mundo) pero un día saldremos del vientre del gran pez, y entonces seremos libres, los que realmente amamos la libertad. Hoy la Iglesia es tal Jonás, y tal Jonás debe salir, humillándose con corazón arrepentido a los pies del Señor, es hasta que el hombre reconozca su verdad, y reconozca su gran pecado que sabrá despertar, y conocerá la libertad.

 

Duermen las Iglesias dentro del pez, y pocos serán los que logren salir, pues el vientre del pez luce hermoso, paredes y pisos de marfil, claro, les es difícil creer que sus lindos templos son el gran vientre del pez que los tragó; Claro, les es difícil de creer, que sus empresas televisivas, sus empresas educativas, sus negocios de biblias, sus consorcios económicos, sus partidos políticos, que sus predicadores de cuello blanco, que sus cartones y diplomados de teologías, que sus universidades y sus institutos bíblicos, que sus planes de escuela dominical, que sus estatutos de hombres, que sus artículos de fe, no son más que adornos que hacen lucir como Iglesia el gran vientre del pez; Mas oigan los que sus oídos están atentos a la voz del Señor, lo que ven y oyen de la boca de estos insensatos es pan leudado, ellos son lobos vestidos de ovejas; Aquellos templos bellos, lujosos y espaciosos, son cuevas de chacales; Ellos al igual que los Fariseos, hicieron de los templos una meretriz, una cueva de ladrones; Por esa razón ¿Quién les dará persecución? El mundo nunca les dará persecución porque luchan por las mismas causas del mundo, por la vanidad, ¿Cómo es que un día serán aborrecidos y odiados o visto como malos? Nunca serán vistos de esta manera por los hombres, pues más bien ellos han entrado en contienda contra Dios y están en defensa de los intereses de los hombres.

 

Ellos dicen “Vivimos tiempos de bonanzas” pero no son tiempos de bonanzas, sino tiempos de sueños; No son tiempos de bonanza sino más bien, estos son tiempos en que el mundo ha tragado a las Iglesias de los hombres, estos son tiempos en que las Iglesias luchan las mismas causas del mundo, luchan contra el hambre, contra la pobreza, contra la explotación laboral, contra la violación de los derechos humanos, contra el delito, contra la guerra, contra todo flagelo que perjudica al hombre exterior; En fin, las Iglesias luchan por todas aquellas cosas que el mundo ha clasificado como “Buenas causas” y por supuesto que son buenas causas, pero ¿No son aquellas cosas las añadiduras de la gracia? De manera que todos tienen puestas sus miradas en las añadiduras y no en la causa principal, que es alcanzar el reino, conocer el reino y sus misterios, conocer la verdad del principio y la verdad del fin, conocer la verdad de los tiempos; Esta es la lucha que debe impulsar la Iglesia, lo demás a como escrito está, viene por añadidura, sin necesidad de pedirlas; Se preocuparon por la paz del hombre exterior, pero ¿Dónde queda la paz del hombre interior? Porque la paz del hombre interior es la guerra en el hombre exterior, de forma que, o se está en paz en el interior o se está en el exterior, pero ambas no se gozan juntamente en este tiempo; Pues la paz en ambos hombres (en el interior y en el exterior) está predeterminada cuando el reino se haga manifiesto.

 

Los tiempos de bonanzas que aquellos han llamado, no son más que tiempos en que se cumple lo dicho por el Maestro “Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas” porque según el sueño en el que han sido hundidos, ellos sueñan que tienen luz, y ven luz, y sienten avivamiento a la verdad, mas todo es vanidad, todo es un sueño; Bonanza dicen ellos, así catalogan este tiempo, ¡Cuán reposados están! ¡Cuán confiados están!, han confiado en sus teologías, han confiado en sus estatutos, han confiado en sus planes, ¡Cuán equivocados están!; Oh Iglesias, Oh Jonás, te rodeó el abismo, y el abismo se vistió de marfil; El alga se enredó en tu cabeza, tu entendimiento se oscureció, en confusión entró la Iglesia, confundió la paz del mundo con la paz de Cristo, ¡Cuan mal está la Iglesia! ¡Cuán enredada está el alga en la cabeza!; La Iglesia sigue vanidades Ilusorias, y en sus ilusiones ¿Qué ha visto? Ha visto tiempos de bonanzas en este tiempo de crueldad y oscuridad, ha visto tiempos de prosperidad en este mundo de asolación, ha visto la Iglesia bienes de este mundo, Iglesias de mármol, iglesias empresas, Iglesias en palacios, ¿No son estas vanidades ilusorias? Son espejismos, eso son, espejismos de gloria.

 

Juan nos lo advirtió “Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye” Muchas cosas ellos hablan del mundo, claro, ellos tienen que simular que son Iglesias, tienen que hablar del mundo, pero los oye el mundo, y los respeta el mundo ¿Porqué? Porque ellos aún son del mundo, ellos luchan por las mismas luchas del mundo, buscan una sociedad moralista, ética, educada, y por supuesto, el mundo persigue tener una sociedad justa, por eso ¿Quién los perseguirá?; Hoy los ciegos guían a los ciegos, y juntos se conducen hacia el hoyo; Duermen en su ebriedad, en su vanidad, se acomodaron al mundo, y han pensado que el mundo se acomodó a ellos ¡Cuánta equivocación hay! ¿No se ríe de ellos Satanás? Han amado las ovaciones, los aplausos, los amenes, piensan que porque el mundo los respeta han ganado galardones en el cielo, ¿Hasta dónde llegará su ignorancia? No porque el mundo los reverencia, son reverenciados en el cielo; No porque el mundo los respeta, han ganado galardón en el cielo; No porque el mundo no los persigue, ni los aborrece, es porque viven en el reino; Han conocido la paz, mas no la paz de Cristo.

 

Las iglesias humanas observaron la tormenta fuerte mientras navegaban por las aguas del mundo durante la noche tenebrosa del Señor, y sintieron temor fuerte, no escucharon aquella voz que una vez les dijo “No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer” temieron a los que matan el cuerpo, y callaron la verdad; Temieron y amaron el pacto de paz que les ofreció el mundo, temieron a quien no debieron temer, y no temieron a quien en verdad debieron temer; y entonces, viéndose en el océano de este mundo, rodeados de tormenta, de aguas turbulentas, decidieron más bien abandonar la barca, y se lanzaron a las aguas, y fueron tragados por el gran pez, y claro, dentro del vientre del pez no se siente la tormenta que hay en altamar, ni se siente la turbulencia de las aguas, claro, vistieron de lujo las paredes del vientre del pez, y hoy se sienten cómodos; Mas la tormenta allá afuera del pez no ha cesado, las persecuciones están latentes, los escarnecedores tan sólo esperan a que alguien escape del vientre del gran pez para darle persecución y matanza; De manera que, aquel que se atreve a salir del vientre del pez, sepa, la persecución aún está ahí, así que salga para sufrirla, salga para ser aborrecido, salga para ganar salvación, salga a cumplir con su misión; ¿Te quieres dar cuenta que la persecución no ha cesado? Grita la verdad, desnuda a tu Iglesia, saca la viga de su ojo, di la verdad frente a los que se hacen llamar tus líderes, y sabrás cómo te comenzarán a detestar, cómo te aislarán, cómo te despreciarán, cómo te expulsarán, y cuando seas expulsado, sabrás que el mundo es el mismo, que no ha cambiado, que la persecución no ha terminado; Cumple con la orden que te fue dada “Y tú, levanta endecha sobre los príncipes de Israel.  Dirás: ¡Cómo se echó entre los leones tu madre la leona! Entre los leoncillos crió sus cachorros,   e hizo subir uno de sus cachorros; vino a ser leoncillo, y aprendió a arrebatar la presa, y a devorar hombres.  Y las naciones oyeron de él; fue tomado en la trampa de ellas, y lo llevaron con grillos a la tierra de Egipto”descifra este código frente a ellos y sabrás si en verdad vives tiempos de bonanza, tiempos de libertad, vuélvete contra tu madre (Tu congregación) y sabrás de la persecución, descífrales también este código: “Así dijo Jehová: ¿Qué es de la carta de repudio de vuestra madre, con la cual yo la repudié? ¿O quiénes son mis acreedores, a quienes yo os he vendido? He aquí que por vuestras maldades sois vendidos, y por vuestras rebeliones fue repudiada vuestra madre” y sabrás si la persecución no comienza dentro de tu misma congregación, atrévete sin temor y despertarás del sueño, porque orden del Señor es: “Poneos en orden contra Babilonia alrededor, todos los que entesáis arco; tirad contra ella, no escatiméis las saetas, porque pecó contra Jehová.  Gritad contra ella en derredor; se rindió; han caído sus cimientos, derribados son sus muros, porque es venganza de Jehová. Tomad venganza de ella; haced con ella como ella hizo” , así que, ponte en guardia contra babilonia, la madre que dio a luz a los hombres que se llaman a sí mismos espirituales, lanza tus saetas contra ella, y verás cómo la persecución viene tras de ti, y te darás cuenta, que los que no son perseguidos es porque andan en pos de ella.

 

La sentencia es clara, y respecto de ella se escribe: “Porque os alegrasteis, porque os gozasteis destruyendo mi heredad, porque os llenasteis como novilla sobre la hierba, y relinchasteis como caballos.   Vuestra madre se avergonzó mucho, se afrentó la que os dio a luz; he aquí será la última de las naciones; desierto, sequedal y páramo” De manera que el que se alegró en babilonia, la cual adoptó muchos nombres de blasfemia, y ha sido conocida por muchos bajo distintos nombres, nombres que aparentan ser santos, estos están sentenciados, pero el arrepentimiento está disponible, de manera que se nos dice “Huid de en medio de Babilonia, y salid de la tierra de los caldeos, y sed como los machos cabríos que van delante del rebaño” Sal del vientre del pez, y conocerás la persecución, sal, y sabrás del sufrimiento, sal, y seréis libre en el espíritu, sin obligaciones de decir o no decir a favor o en contra de tu madre; Serás libre, pero tu hombre exterior sufrirá grandes sufrimientos y persecuciones aún de tus mismos hermanos.

 

No hay tiempos de bonanzas, no lo hay, lo que hay es tiempo de pereza, de miedo, de niñez eclesial; Tiempo de encierro, este es el tiempo en que Jonás está en el vientre, y Jonás es la Iglesia, y Jonás es el cuerpo de Cristo, pues tres días estuvo Jonás en el vientre, tres días estuvo el Maestro en el Seol, y tres días estará la Iglesia en el vientre del mundo, pero ¿Cuándo acabarán estos tres días? Cuando se cumpla el tiempo determinado por el Padre, pues, recuerda, que un día para Dios son como mil años, y mil años como un día.

¿Tiempos de bonanzas?


Sobre esta noticia

Autor:
Gl1522857547365 (10 noticias)
Visitas:
3614
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.